Primero Copenhage Dinamarca, después Amsterdam Holanda, y si seguimos descendiendo en el ranking, encontramos sorpresivamente en el puesto número 14 a Buenos Aires, Argentina. Así lo indicó un estudio que demuestra cuáles son las ciudades más amigables para andar en bicicleta.

Anuncios

De acuerdo con estudios realizados en Dinamarca, "por cada kilómetro pedaleado, la sociedad recibe un beneficio de 23 centavos, mientras que por cada kilómetro recorrido en auto la sociedad pierde 16 centavos".

Anuncios

De esta manera, fomentar y desarrollar el ciclismo como medio de trasporte urbano contribuye al desarrollo social, económico y ambiental, al mismo tiempo que promueve un hábito sumamente saludable.

The Copenhagenize Index Bicycle-Friendly Cities considera para la elaboración del listado, la infraestructura y el acondicionamiento de espacios públicos para los ciclistas, la existencia de un servicio de bicicletas públicas, la implementación de políticas de seguridad, y la aceptación de las normas, la diversidad de género en la utilización de las bicicletas, etcétera.

Del ranking participan 122 de las ciudades más grandes del mundo, quedando Buenos Aires en el puesto número 14. Según la investigación que la posicionó dentro de las 20 ciudades más aptas para el ciclismo urbano, la Capital Federal ha logrado la modernización necesaria para incorporar las bicicletas como medio de transporte, aunque aún con algunas dificultades.

Anuncios

La estrechez de algunas ciclovías de doble circulación, el asfalto en mal estado y los carriles obstruidos son algunos de los aspectos que Buenos Aires debe mejorar para posicionarse más arriba en la nómina.

A pesar de estas observaciones, es importante resaltar que en el ranking han participado como Dublin, Viena o París, quedando Buenos Aires por encima de estas.

Según el subsecretario de transporte porteño, Guillermo Dietrich las observaciones negativas que se señalaron tienen que ver con las faltas de respeto en las que incurren los conductores de vehículos motorizados hacia el peatón y el ciclista. Dietrich sostuvo que estas faltas se verán disminuidas en un proceso natural que vendrá de la mano del incremento del uso del sistema público de bicicletas. #Argentina #Medios de transporte #Sociedad Buenos Aires