Los vecinos de San Isidro detuvieron un proyecto inmobiliario que los perjudicaría, según informa el blog DefendeTuBarrio. El proyecto estaba encuadrado en el C.O.U (Código de Ordenamiento Urbano) mediante la figura de "Urbanizaciones Especiales", que incluye los emprendimientos de más de 10 mil metros cuadrados y faculta a la Municipalidad de San Isidro para decidir la densidad habitacional, la altura máxima y la cantidad de estacionamientos.

En el marco de "urbanización especial", se había presentado un extenso informe en el cual detallaban el impacto ambiental sobre la zona a fin de demostrar que la construcción era viable y que no estaban violando ninguna reglamentación.

Anuncios
Anuncios

El terreno a utilizar cuenta con 22.281,48 metros cuadrados, que contempla la construcción de 165 departamentos de dos a cinco ambientes, en siete edificios de cuatro plantas cada uno. Cada departamento cuenta con dos cocheras, sumando un total de 276 cocheras subterráneas, además de otras 50 de cortesía en superficie, ubicado en la calle Reclus y Av. Sucre.

Sin embargo, el principal motivo que manifestaron los vecinos es que dicha construcción de viviendas multifamiliar implicaría cambios del C.O.U. y sostuvieron que este emprendimiento implica la transformación de la zona y afectaría fuertemente el estilo de vida del barrio, sus servicios y la circulación en el.Pozuelos reclama solución por prohibición de ingreso a sus instituciones públicas

Los vecinos expresaron a través del Bloque ConVocación San Isidro numerosas razones por las cuales quieren ponerle freno a la construcción.

Anuncios

"Esta es una grave falla en el COU, la parcela originalmente no tenía más de 10.000 metros cuadrados, sino que eso es resultado de una unificación de lotes. Uniendo los lotes dan por tierra con los valores de densidades permitidas en zonas residenciales", afirman los vecinos de la Junta de Acción Vecinal de La Horqueta.

En primer lugar, se envió un informe al Consejo Deliberante de San Isidro. Paralelamente, crearon una encuesta para conocer la opinión de los ciudadanos que viven en el barrio y, por último, comenzaron a recolectar firmas para anular este proyecto.

Gabriel Amores, integrante de la Junta Vecinal del barrio señaló: "juntamos firmas porque nos oponemos al proyecto de vivienda. Hemos enviado al municipio dos cartas porque queremos dejar en claro que ese tipo de construcción perjudicaría al barrio en términos de circulación y calidad de servicios". Otra vecina, Graciela Ciminieri, agregó, "Desde nuestro espacio creemos que si se van a introducir excepciones al C.O.U que van a afectar significativamente a un barrio, se debe conocer  la opinión de cada uno de los vecinos, que en definitiva van a ser los más afectados¨.

Anuncios

Además, los vecinos decidieron recurrir al Colegio de Arquitectos y al de Ingenieros para obtener información sobre el proyecto. Ambos informes demostraron que el desarrollo inmobiliario no cumple con las condiciones del C.O.U estipulado en el capítulo dos de "Zonificación". En este se establece que para llevar a cabo una construcción en el barrio de La Horqueta, las residencias deben ser de baja densidad, condición que el proyecto no cumple.

La municipalidad reconoció el movimiento vecinal y decidió actuar en consecuencia. El intendente , Gustavo Posse, determinó que cualquier proyecto que este enmarcado como "urbanización especial" será consultado por los vecinos de la zona para determinar su aprobación o no, de modo por el momento se puso freno al emprendimiento. #Redes Sociales #Movimientos sociales #Facebook