El terror invade la localidad de Arrecifes al norte de #Buenos Aires. Desde el fin de semana pasado, varios vecinos aseguran haber presenciado una figura fantasmagórica a la que adjudicaron el nombre de la llorona que deambula por las calles provocando el pavor de los vecinos.

La policía local afirmo haber recibido cerca de cincuenta llamados de denuncias desde diferentes puntos de la localidad, de una punta a la otra de Arrecifes llegaban llamadas de denuncias con minutos de diferencia advirtiendo el avistamiento de una figura sobrenatural, a veces de 5 kilómetros de distancia cada una o más, algo teóricamente imposible.

Anuncios
Anuncios

El subcomisario de la policía local Francisco Cabrera afirmo que las denuncias tenían declaraciones imposibles como por ejemplo gente que vio la figura pasar por un arroyo e ingresar por un entubado y salir por el otro extremo, “son más o menos 7 o 8 cuadras de entubado y en ese tramo fácilmente te quedas sin aire, es imposible” argumento.

Los vecinos advertidos por la sobrenatural figura salen a las calles con palos y cadenas, incluso armados con piedras, montando guardia en los lugares donde esta supuesta llorona fue avistada, esperando una nueva aparición para interceptar al espectro e intentar agredirlo. “tememos que la gente termine agrediendo a algún vecino por equivocación” exclamo la policía sobre el asunto.

Según los avistamientos la figura de la llorona consiste en una mujer vestida de blanco armada con un objeto punzante que vaga por las calles y se sitúa en las ventanas de las casas llorando.

Anuncios

Algunos vecinos que avistaron al espectro intentaron alcanzarla pero jamás lograron interceptarla en su huida.

Si bien el mito de la llorona siempre fue una historia típica de Arrecifes las cincuenta denuncias advierten de una situación descontrolada, vecinos que salen armados por las noches, los chicos que no quieren ir a la escuela por temor, y extraños avistamientos de una fantasmagórica figura de una mujer llevando un vestido blanco y que desaparece a gran velocidad. Algunos advierten que se trata solo de algún bromista pero la situación hasta el momento es poco clara.