El 2015 sin dudas fue un año agitado por la cantidad de elecciones, incluido el primer balotaje presidencial en nuestra historia, el desfile de políticos contando sus proyectos, queriendo demostrar por qué eran los mejores y, también, los cruces y acusaciones entre los diferentes partidos, como suele ocurrir en Argentina y en el mundo.

 

Desilusionados con la elección del candidato escogido por #Cristina Fernández de Kirchner, varios seguidores de CFK y del Frente para la Victoria salieron a protestar por la preferencia de Daniel Scioli sobre Florencio Randazzo en la carrera hacia la presidencia.

 

Ante el aluvión de críticas y la falta de un apoyo determinante de sus propios compañeros del partido kirchnerista, llegó a barajarse la posibilidad de que el ex gobernador bonaerense declinara de su postulación.

Anuncios
Anuncios

Pero a pesar de las adversidades, y confiado en los números provistos por ciertas consultoras que lo daban como ganador (aunque, de hecho, se equivocaron bastante en sus pronósticos a nivel nacional y provincial), #Daniel Scioli continuó con su campaña y disputó el puesto presidencial con su contrincante #Mauricio Macri. El líder de Cambiemos resultó ganador por un breve margen porcentual.

 

Hasta el momento, se desconoce qué sucederá con la carrera política de Daniel Scioli, al tiempo que varios políticos están pidiendo un cambio en la cúpula del peronismo, por lo que habrá que esperar para ver cuánto poder mantendrá el kirchnerismo como fuerza opositora.