La sonda espacial Venus Express se lanzó un mes de noviembre del año 2005, no fue hasta varios meses después cuando llegó al planeta Venus, del cual se dice que es el "hermano de la Tierra", en cuestión de tamaño, aunque sus condiciones térmicas y la composición de su atmósfera son completamente diferentes. "La estrella de la mañana" -como también suele llamarse- es un planeta en el que el efecto invernadero haría imposible la existencia de vida, tal y como la conocemos..

Anuncios

Anuncios

La Venus Express, tras ocho años estudiando la actividad atmosférica en Venus, ha agotado finalmente su combustible, aunque ha tenido una larga vida, en contra de lo que los científicos preveían. La misión, que se considera un éxito, ha permitido a los investigadores realizar un estudio atmosférico de Venus y ha ofrecido datos muy valiosos acerca de zonas terrestres planetarias que nunca se habían estudiado.

En el pasado mes de mayo, previendo que a la sonda le quedaba muy poco de vida, los científicos iniciaron una planificación por la cual el artefacto se adentraría progresivamente en la atmósfera de Venus, para que, a lo largo de su caída hacia el interior del planeta, pudiera ofrecer unos últimos datos esclarecedores antes de finalizar su misión.

Los investigadores aseguran que el trabajo que se ha realizado mediante esta sonda espacial ha resuelto muchas de las dudas que se tenían sobre el planeta: "Nos ha ayudado a comprender cómo se produjo un cambio tan drástico en las condiciones planetarias desde su origen", así como "a entender por qué nuestro planeta y Venus han seguido caminos tan diferentes en el transcurso de sus vidas", asegura Hakam Svedhem, una de las cabezas visibles del estudio..

Anuncios

Los científicos cuentan que, además de sus marcadas diferencias, nuestro Planeta azul y el infierno de Venus guardan, sin embargo, alguna similitud importante.

Aunque la misión haya terminado, los resultados han sido fructíferos y los científicos estarán muy ocupados estudiando los datos, en una investigación que se prolongará durante años. Aún queda mucho por descubrir acerca de nuestros vecinos espaciales más cercanos, se sabe que las misiones en Marte están siendo todo un éxito y se prevé que pronto el ser humano podría llegar a pisar el Planeta rojo.

En Venus, parece que la visita del hombre tendrá que esperar, pues las condiciones en el interior del planeta son altamente inestables, de momento habrá que conformarse con saber un poquito más acerca de este planeta tan romántico.