El "eslabón perdido": las mentiras que nos siguen enseñando (1ra.Parte )

Cuantos de nosotros hemos visto en libros, revistas y documentales el famoso gráfico de una serie de seres que comenzando desde un simio y pasando luego por hombres-mono finaliza en el ser humano actual, y hasta en instituciones educativas se lo ha utilizado para ilustrar la teoría de la evolución. Les invito a analizar muy brevemente cuanto de cierto hay en éstas enseñanzas que ingenuamente seguimos aceptando como ciertas.

I)El "Hombre de Java" o Pitecantropus: En 1892 Eugene Dubois aficionado a la Geología y a la Paleontología descubrió la parte superior de una bóveda craneana.

Anuncios
Anuncios

En un primer momento creyó que pertenecía a un chimpancé grande extinto. Un año después halló un diente y un hueso de un muslo concluyendo que había descubierto un espécimen nuevo que caminaba erguido y lo denominó: "Antropopitecus erectus" . Examinado por otros expertos se descubrió que la parte superior del cráneo era de un gibón gigante (mono) y que el diente y el muslo eran humanos.

II)El "Hombre de Piltdown": Entre 1908 y 1912 Charles Dawson halló restos fósiles de humanos, simios y otros mamíferos en un yacimiento cercano en Sussex (Inglaterra). Basándose en una mandíbula con un diente desgastado y parte de un cráneo varios de los mejores especialistas británicos declararon que era un homínido (hombre mono). La reconstrucción de éste ejemplar fue expuesta por 40 años en el Museo Británico dándosele mucha difusión a través de fotografías en libros, diarios y revistas hasta que en 1953 se descubrió que se trataba de un #Fraude; la supuesta "bóveda craneana" era en realidad la rodilla de un elefante, la quijada era de un cerdo y había sido teñida para aparentar antigüedad y el diente limado para que pareciera humano.

Anuncios

III)El "Hombre Rodesiano": En 1921 se hallaron fósiles de una familia en una mina en Africa del sur de los cuales sólo pudo conservarse un cráneo que fue enviado al Museo Británico de Historia Natural, allí fue reconstruido por un ornitólogo (especialista en aves) quien le dio una posición cuasi simiesca por lo que lo apodaron: "el hombre encorvado". Años más tarde analizado por expertos en anatomía humana, el cráneo fue identificado como perteneciente a un ser humano.

IV)El "Hombre de Sahabi": A fines del siglo XX se halló un misterioso hueso supuestamente del cuello de una criatura que primeramente se suponía sería de un hombre-mono de unos 5 millones de años. Como en los casos anteriores un análisis más exhaustivo descubrió que… ¡se trataba del hueso de la costilla de un delfín!.

V)El "Hombre de Nebraska": En 1922 la revista "Illustrated London News" presentó en su portada a una pareja de homínidos reconstruidos a partir de un diente hallado en Nebraska (EE.UU.), se agregó a los dibujos paisajes y vestimentas imaginarias.

Anuncios

Henry F. Osborn, prestigioso paleontólogo, declaró que ese diente era el "heraldo de los simios antropoides de América" y que "por si sólo hablaba volúmenes de verdades", mientras que Grafton Smith fue declarado Caballero por su esfuerzo en dar a conocer "tan asombroso hallazgo". Cinco años después, los científicos tuvieron que reconocer de mala gana que el diente pertenecía a una especie de pecarí (cerdo salvaje) que se creía extinto. Los hechos no fueron dados a conocer a la #Prensa y sólo fueron publicados por la revista especializada "Science" y la "Enciclopedia Británica" en su 14° edición. (Continuará…) #Educación