En 1962, Marshall McLuhan publicó La Galaxia Gutenberg, donde toma como modelo la invención de la imprenta para explicar cómo la incorporación de nuevas tecnologías repercute en las percepciones y experiencias individuales, alterándolas y modificando a su vez las representaciones del mundo.

La aparición de la imprenta junto con la escritura fonética motivó el proceso de destribalización puesto que se produjo una alfabetización masiva que abrió camino hacia una cultura netamente visual, regido por la lectura silenciosa y la pérdida de sonido de las palabras.

La tecnología Gutenberg dejó atrás la oralidad en las sociedades cuyas aldeas tribales se caracterizaban por la preeminencia de lo audio-táctil frente a los demás sentidos.

Anuncios
Anuncios

Al otorgarse mayor funcionalidad al ojo, como consecuencia de la invención de la imprenta de tipos móviles, se generó una alteración en el equilibrio de los sentidos, destruyendo la armonía que necesitaba el organismo.

En la actualidad, la sociedad habita en la era de la tecnología electromagnética. Los nuevos medios digitales constituyen un imperio que crece día a día, pero el hombre se ve incapacitado de controlar su expansión. Además, no solamente funcionan a merced de la lógica del mercado manipulando a las personas al consumo incesante y desmedido, sino que también configuran los sentidos sociales: modelando las prácticas, las costumbres y las conductas humanas.

Vivimos en una aldea global que nos impulsa a estar en contacto las 24 horas del día a través de las computadoras, los celulares, las #Redes Sociales.

Anuncios

Estas prácticas son altamente adictivas, y al margen de que estén naturalizadas, alteran las formas de experiencia.

Analizando la dinámica del mundo actual, McLuhan sostiene que esta sociedad está retornando a las culturas ágrafas, provocando una retribalización en los individuos. Hoy en día, se privilegia lo audio-táctil frente a los otros sentidos ya que vivimos en la cultura de la imagen, estigmatizada fuertemente por la expansión de las nuevas tecnologías. Es así que por ejemplo, prácticas como la lectura y la escritura, se ven devaluadas en especial entre los jóvenes, que prefieren las redes sociales.

Por ello, la propuesta del protagonista de El Asesino, de Ray Bradbury parece acertada: hay que iniciar una revolución para liberarnos de las ataduras de la conveniencia, del contacto excesivo de las nuevas tecnologías que no dejan a los individuos, ser en libertad .

#Globalización #Libros