Tras la exitosa puesta en órbita del satélite argentino de comunicaciones Arsat 2 en la Guayana Francesa, con una inversión estatal nacional de 250 millones de pesos, CFK anunció la remisión al Congreso del proyecto de ley que declara de interés público la industria satelital #Argentina, e incorpora la elaboración de ocho satélites más y de servicios en la materia por la empresa de nuestro país Arsat, entre el periodo 2015-2035.

Plan Satelital Geoestacionario Argentino. Como política de Estado, la iniciativa incluye la creación de este plan que determina que todas las acciones satelitales sean ejecutadas por Arsat en los próximos 20 años.

Anuncios
Anuncios

Sus puntos salientes son:

  • Venta al exterior .Protege las posiciones orbitales argentinas y promueve la construcción de más satélites, tanto para uso de la Argentina como para vender al exterior.
  • El #Gobierno que en el futuro quiera vender las acciones de Arsat precisará la aprobación de dos tercios del Congreso. Se fundamenta esta decisión de la Mandataria en que no se arrebate a los argentinos la inversión patrimonial e intelectual.

Todos los partidos querían la privatización de Arsat. Cuando por primera vez se presentó en el Congreso la proposición de constituir el desarrollo satelital argentino, CFK recordó en cadena nacional, que debido a la oposición de todos los legisladores, en soledad el FPV con sus parlamentarios aliados sancionó la ley N° 26092 que creó ARSAT, con el fin de no perder las órbitas 72 y 81 oeste que le habían sido asignadas por la ONU.

Anuncios

Así, remarcó Kirchner que se logró la soberanía satelital y el crecimiento científico y tecnológico a la altura de los principales países del mundo.

Arsat 2.Elaborado en Bariloche por la empresa rionegrina Invap, sincronizado con el movimiento de la Tierra, se lanzó recientemente en simultáneo con el satélite estadounidense de bandera australiana Sky Muster. Es el primero enviado por el cohete francés Arianne Space a través del operador australiano NBN (National Broadband Network).

Sus servicios. Incorpora servicios de televisión (DTH), internet en antenas VSAT y telefonía IP en América, que permite la transferencia de contenidos audiovisuales. Supera al Arsat 1, enviado al espacio en 2014 y por un valor de 270 millones de dólares, al complementar su tarea; en lugar de una antena (como Arsat 1) posee tres que brindan mayores prestaciones. Al acceso a TV directa DTH), añade la llegada de Internet de alta velocidad en toda Australia y en las islas Norfolk, Navidad, Macquarie y Cocos.

Arsat 1. Abarca la posición orbital desde los Estados Unidos hasta las Islas Malvinas; este satélite con su fabricación y lanzamiento se adelantó a la pretensión del Reino Unido, primero en lista de espera de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

Anuncios

Servicios a escuelas y empresas. Conecta a más de 2.500 escuelas rurales, apoya actividades científicas en la Antártida y brinda capacitación a muchas empresas que lo utilizan y han generado divisas a favor de la Argentina.

Acuerdo con Francia, Arsat-3. En 2019 se prevé lanzar este tercer satélite con avances ya planificados hasta 2023, gracias a un acuerdo marco con Francia, que reconoció la consolidación argentina en industria satelital. #Cristina Fernández de Kirchner