Cada vez que estornudamos lanzamos a 8 metros todo lo que expulsamos de la nariz. Así lo revela el último estudio realizado por la MIT.

En el vídeo que os he dejado podéis observar como se ve un estornudo a cámara lenta. Imágenes como esta son las que han permitido al centro de investigación poder llegar a la conclusión de la distancia a la que pueden llegar los fluidos nasales en cada estornudo. De hecho, se ha observado la diseminación de gotitas de saliva y mucosidad durante un estornudo y la verdad es que cuando se ve en cámara lenta no se ve que sean tan "partículas" o "gotitas" como se describe en el momento de hablar de ello.  

Los investigadores del MIT han estudiado la dinámica de fluidos fijándose en la expulsión de moco y saliva durante un estornudo. El mecanismo que se ha podido ver puede arrojar luz sobre cómo se propagan los virus y proporcionar herramientas útiles para prevenir epidemias. 

El estornudo es en realidad un reflejo normal: el cuerpo lo utiliza para deshacerse de patógenos que amenazan el estado de #Salud de la persona.

Anuncios
Anuncios

Pero, ¿hasta dónde pueden ser expulsadas las sustancias que salen al estornudar, y qué contraindicaciones existen para el medio ambiente?...

La investigación reveló que al estornudar las gotitas de saliva y los mocos son expulsados ​​con una gran fuerza por la boca y la nariz juntamente con un gas que puede transportar estas sustancias hasta ocho metros en todas las direcciones. El problema es que los virus se "esconden" en estos fluidos que salen expulsados, así que son capaces de infectar a otras personas que se encuentren en su camino en estos 8 metros que pueden llegar a recorrer con un simple estornudo. Sin esfuerzos especiales y creando el riesgo de una epidemia.  Así de sencillo lo tienen los virus para propagarse de uno a otro.

Eso sí, cada persona estornuda de forma diferente. Algunas personas lo hacen con más fuerza siendo así un "super spreader" de patógenos, y otros se podrían considerar menos perjudiciales porque no alcazan tanta distancia en este acto. 

Es deber de los científicos identificar todas las variables del "proceso a propulsión", tal como lo llamaba Lidia Bourouiba, directora del Fluid Dynamics of Disease Transmission Laboratory, para poder construir un modelo epidemiológico y así predecir epidemias. Mientras tanto, la forma más eficaz de prevenir el fenómeno es también el más antiguo: cuando estornudes, tápate la boca con la mano y luego lávate bien la mano (mejor usar un papel al taparse pero no suele dar tiempo para ello...).

Anuncios

#Enfermedades