Es sabido que el verano es ese momento en el año, en el que prácticamente le quitamos el polvo a los ventiladores y los controles remotos del aire acondicionado, contribuyendo así a un mayor consumo de energía eléctrica. Tales son nuestros deseos de mantenernos lo más frescos posible, que solemos pasar por alto este detalle, y es comprensible...

Según información aportada por el sitio Twenergy.com, las formas de sobrevivir al calor veraniego sin derrochar energía innecesariamente y protegiendo nuestro bolsillo, son las siguientes:

Reducir o reemplazar el uso del aire acondicionado es posible. ¿Cómo? Podemos recurrir al uso de ventiladores de techo o turbos, los cuáles, en comparación con el aire acondicionado, consumen un 90% menos de electricidad.

Anuncios
Anuncios

De la misma manera, se aconseja también permitir el paso de corrientes de aire por la casa abriendo las ventanas, para mantener la frescura en el ambiente. Así mismo, también es aconsejable ventilar la casa de esta manera, aprovechando aquellas horas en que las temperaturas son más bajas, como a la mañana y a la noche. 

Si se utiliza el aire acondicionado, se aconseja controlar los niveles de temperatura en el termostato del mismo, en caso de que éste sea regulable, como en el caso de los split. La mejor manera de hacerlo, es fijando la temperatura en 24º C. Así como también es aconsejable mantener las puertas y ventanas del ambiente cerradas mientras el aire acondicionado esté en funcionamiento, para un mejor aprovechamiento del mismo.

En vista de que las luces y aparatos electrónicos también irradian calor, apagarlos cuando no los estemos utilizando, no sólo ayuda a disminuir el consumo de la energía, sino que también reduce el calor en el ambiente.

Anuncios

De la misma manera, se aconseja aprovechar las horas de más luz solar, lo que implica un menor uso de luz eléctrica en el hogar. También es recomendable sustituir las bombillas incandescentes por lámparas de bajo consumo.

En estas épocas también se aconseja preparar y consumir comidas frías, como también vestir prendas ligeras hechas en fibras naturales como el algodón y el lino, y de ser posible, de colores claros. En la medida de lo posible, se recomienda disminuir el uso del automóvil para desplazarse, y en su lugar utilizar la bicicleta o a caminar.

Y vos, ¿qué medidas aconsejarías para cuidar el consumo de energía durante el verano? #Salud #Familia #Medioambiente