El descubrimiento fue realizado por un grupo de expertos del Imperial College en Londres, quienes mediante una imagen satelital, lograron identificar un lago subyacente en la superficie de los hielos de la Antártida.

Se trata de un lago subglacial de gran dimensión, 1000 kilómetros de largo por 10 de ancho, y tiene forma de lazo. Según los investigadores, debido a su gran tamaño, es el segundo más grande de la Antártida; después del lago Vostok, que fue descubierto tras ’25 millones de años’ de existencia.

El hallazgo de la nueva joya natural, aunque no ha sido confirmado formalmente por la comunidad científica, adquiere un gran valor si se considera que al tratarse de aguas aisladas, que permanecieron ocultas durante millones de años; es posible que los expertos encuentren especies animales hasta ahora desconocidas.

Anuncios
Anuncios

En efecto, el grupo de científicos a cargo del estudio, utilizó para desvelar el lago secreto, un mecanismo similar a un radar, que se inserta en la profundidad de la tierra y permite deducir qué tipo de organismos se encuentran ocultos bajo las capas de hielo. Lo que no hubieran imaginado los expertos, es que al efectuar una serie de ranuras en la superficie helada, descubrirían un gigantesco lago subyacente en los hielos del ártico.

Según han advertido los investigadores, el lago posee canales que transportan el agua al Océano y a la ‘Plataforma de Hielo del Oeste’; además, está ensamblado con un cañón.

Vale decir, que de acuerdo con Periódico Central, el mismo equipo de científicos llevó a cabo un trabajo similar durante el 2015, por medio del cual descubrieron un cañón, utilizando el actual método de radar sobre el terreno.

Anuncios

A los efectos, los científicos de Estados Unidos, Reino Unido y China se congregarán en el mes de mayo, con el fin de reunir los resultados a los que arribó cada uno de forma individual, tras las investigaciones con la técnica del radar; para, finalmente, poder confirmar de modo conjunto la existencia de lago subglacial y la red de cañones.

En el caso de confirmarse el hallazgo en la Antártida, podrían desarrollarse interesantes #Estudios por parte de los expertos en biología, quienes tendrán un interés específico en descubrir y analizar ecosistemas que permanecieron inalterables  a través de las décadas.

Cabe destacar, que los investigadores que descubrieron el lago Vostok, hallaron vestigios de microorganismos y microbios que han persistido durante millones de años en las profundidades del hielo. El lago presenta, según los expertos, “3.500 secuencias de ADN diferentes”; esto es posible, debido a que el agua se calienta por la ‘actividad hidrotermal’ de la región, permitiendo que múltiples virus, bacterias e inclusive peces puedan habitar este ecosistema. Sin embargo, existen algunos científicos que dudan sobre los datos relevados acerca del lago Vostok, con lo cual aún no hay una conclusión taxativa. #Globalización #Medioambiente