Nos quejamos, vivimos quejándonos, ¿cuánta energía se nos irá en eso de quejarnos tanto, no? En fin. Nos quejamos de los semáforos que no funcionan y cuando lo hacen no hacemos nada cuando un estúpido de una pedrada, por el motivo que se le cruce en ese momento, lo rompa, lo deje "vizco"de alguno de sus tres colores. Es mas, hasta le festejamos la puntería del enajenado ese.

Anuncios

Nos quejamos de que cuando llueve, las alcantarillas se tapan de la basura que arrastra el agua por las calles y cuando nadie nos ve, generalmente de noche -es mejor, ¿vio?-, tiramos las bolsas con residuos en cualquier lugar. Por supuesto, la calle es uno de esos lugares.

"El servicio de transporte urbano de pasajeros es una vergüenza". Ah, pero vea usted, subimos y rayamos los asientos con lo que tengamos a mano. Lapiceras, marcadores, crayones, son herramientas idóneas para estos menesteres.

Nos quejamos de que nos han invadido todo tipo de animales. A saber: garrapatas, perros callejeros, gatos, palomas, gorriones, ratas, cucarachas, piojos, moscas, mosquitos, abejas, avispas, etcétera, etcétera. Pero nos sentamos en las plazas y lo que hacemos es darles migas a las palomas.

Existen personas que dedican su tiempo únicamente a buscarles comida a los perros callejeros (los mismos que a la noche nos salen de las sombras y nos intentan morder, si andamos en moto, tenemos que hacer equilibrios varios para no irnos de cabeza contra el suelo). Los ratones y afines con la cantidad de basura varia que vamos tirando por la calle tienen para varias semanas, las cucas banquetes se hacen en nuestras cocinas, los mosquitos son habitantes privilegiados de nuestros hogares, para eso dejamos baldes, macetas, para que vivan y se reproduzcan felices de la vida. Ah, pero nos seguimos quejando.

Y por supuesto, nos quejamos de los representantes públicos que ejercen nuestros mandatos de ciudadanos. Que no trabajan, que no cumplen, que viajan mucho, que no viajan, que son corruptos, que nos mienten, que nos buscan solo cuando necesitan nuestros votos, que inauguran obras "para la foto", que esto, que aquello.

Digo; si de todo lo que nos quejamos somos partícipes necesarios, si no hay una persona, función, hecho, que no involucre a una persona, que no nos involucre a nosotros, ¿cómo podemos seguir siendo tan hipócritas ¿cómo nos vamos a dormir sin ningún cargo de conciencia? ¿cómo andamos por la calle, esa llena de basura, con las alcantarillas tapadas, con los semáforos rotos, con perros que nos quieren comer crudos, con ratas cruzando por delante? #Sociedad Córdoba