Tal como si se tratara de un filme de Steven Spielberg o James Cameron lo que ha ocurrido en la ciudad de Córdoba bien podría tratarse de una película más de estos afamados directores.

Benjamín es solo un niño que meses atrás perdió a su padre, madre y hermano mayor en un accidente de tránsito en enero de este año en la ruta 9. Una cosa impensada le ocurrió a este niño de tan solo 6 años, este fin de semana concurrió al estadio de Instituto Atlético Central Córdoba, "La Gloria", y cuando los equipos hicieron su salida al campo de juego se produjo una lluvia de papelitos, y uno de ellos trajo una inesperada sorpresa: un trozo de papel que no era más que un recorte de diario contenía los nombres de su familia.

Anuncios
Anuncios

"Mira, mi papá", dijo Benjamín, que apenas sabe leer, ante la atónita sorpresa de su tío y primos.

El hecho fue publicado en la red social Facebook por su tío Fernando González Achával, y el diario local La Voz Del Interior se encargo de difundir: "El pasado sábado sucedió algo asombroso y necesito compartirlo. Benjamín, único sobreviviente del accidente donde perdieron la vida mi hermano Miguel, mí cuñada Jimena y mi otro sobrino Joaquín, estaba decaído. Así que Carlos, mi cuñado, lo llevó a la cancha a ver a Instituto, club del que es hincha. Ya en el estadio, dispuestos en la tribuna, Carlos, sus hijos y Benjamín reciben al equipo bajo una lluvia de papel picado que bajaba del sector más alto. Cuando toman asiento en las butacas y estando el piso lleno de estos, Benjamín, de tan solo seis años y que apenas sabe leer, levanta del piso un trozo de papel, lo lee y asombrado se lo pasa a Carlos".

Anuncios

Ese papel era el aviso fúnebre que había salido publicado en el diario. El accidente ocurrió el 3 de enero y la familia regresaba de pasar el año nuevo en la ciudad de Jujuy. El resto de su familia falleció en el acto, pero Benjamín solo terminó herido levemente.

El resto de los familiares, que se ocupan de contenerlo, lejos de tomar este hecho como una casualidad, lo toman como un guiño del destino y una señal, y resolvieron compartirlo en las redes sociales, "que haya transcurrido más de dos meses desde el accidente, en un estadio con miles de personas; justo Benjamín levanta del piso un trozo de papel de diario, cuando apenas lee, que el aviso este completo y que justo contenga los nombre de su familia fallecida, creo que es una señal. Lo siento como una enorme bendición del cielo para Benjamín y para todos nosotros; y he sentido la obligación de difundirlo como testimonio para que ayude las personas como yo que tenemos baches de fe permanentemente", expresa la carta que emocionó a todos en las redes sociales.

Ya conocida la historia, bien podría tratarse de un guion cinematográfico, pero no, es un hecho real, increíble pero real. Para todas aquellas personas que por un instante dejaron de tener fe. #Argentina