El martes pasado, el gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota, presentó su libro biográfico "Quiero y Puedo", en el teatro Astros de Capital Federal, como parte de su campaña para presidente. Mientras tanto, en su tierra natal, una situación grave en materia de libertad de #Prensa se ha puesto en escena.

El periodista Lázaro Llorens, columnista de la Revista Veintitrés, subió por la web una citación por parte del empresario Horacio Miró, sindicado de ser el testaferro del gobernador, por daños y perjuicios, y además exige el bloqueo de distintos portales web que contengan investigaciones en su contra.

"La primera (citación) la recibí en el mes de marzo.

Anuncios
Anuncios

Pero era ridículo, no te especificaba el monto ni los motivos. Yo no sabía porqué, era muy kafkiano: te decían que tenías que viajar 700 kilómetros para ir a declarar sin saber el motivo -señala Llorens a Blasting News, sabiendo que vive en ciudad de Córdoba-. Esta semana recibí la segunda notificación, porque a la primera falté, donde me detallan el motivo. Y ponen que el motivo era para borrar los links, que ni siquiera aclaran la nota; y no ponen el monto".

Se trata de artículos que fueron publicados por primera vez en el año 2013 en Veintitrés. En ella, se reflejan los nexos entre la muerte del empresario Marcelo Arias, cuyo cuerpo apareció el 19 de julio de ese año, y la empresa Britos SA, cuyo dueño ya se sabe que es de Horacio Miró. Se trata de una compañía a cargo de importantes obras en Córdoba, entre ellas el Camino del Cuadrado, que todavía permanece cortado por las fuertes lluvias de febrero.

Anuncios

Algunas notas fueron re-publicadas en el portal Striptease del Poder administrada entre otros por el propio Llorens.

A partir de diciembre de 2014, el nombre de Horacio Miró se desató por la filtración de cámaras ocultas, donde el ex dueño de la recolectora de rentas, Hermann Karsten, mencionaba que Miró es el testaferro de De la Sota.

La audiencia es para el martes 21 de abril y ya ha generado varios repudios. El sindicato de prensa de Córdoba, Cispren, repudió el hecho y asegura en un comunicado que es "muy preocupante la posibilidad de que un poderoso empresario intente amordazar la libertad de expresión de un trabajador, judicializando el ejercicio del periodismo con la clara intención de amedrentar a quienes no sean funcionales a sus intereses". Además, el gremio resalta que gran parte de la información fue extraída de fuentes públicas. La comisión interna de Veintitrés también se solidarizó con Llorens.

Todo esto bajo el marco de las campañas presidenciales, donde el gobernador De la Sota aún no afloja los brazos para llegar a la Casa Rosada. #Argentina