Se trata de Verónica Tabárez, de 33 años de edad, quien el domingo a primera hora de la mañana asistió al hospital Neonatal de Córdoba con fuertes contracciones y a punto de tener a su bebé. Tras llegar al nosocomio, esperó alrededor de una hora en la guardia de la institución, para ser asistida por algún médico. Sin embargo, no hubo nadie que la atendiera, pese a las reiteradas súplicas de atención y a los intensos dolores que padecía, previamente al parto.

En este sentido, Tabárez explicó, en conversación con radio Universidad, que las contracciones fueron cada vez más profundas hasta que se vio obligada a ir al baño y, en ese momento, comenzó a hacer fuerza para que naciera su pequeña hija. En efecto, la mujer indicó que pujó hasta que vio salir la cabeza de la beba y tuvo que sostenerla ‘para que no cayera al inodoro’.

La joven estaba acompañada por otra mujer,  Margarita González, encargada de un hogar para madres solteras, conocido como ‘Portal de Belén’, en el que actualmente vive Tabárez. Tras el inusitado episodio, González llamó con insistencia al médico; que esta vez, sí pudo asistir a la mamá de la niña. Según relató Tabárez, la trasladaron de inmediato a la sala de emergencias, sobre una camilla y, posteriormente, los médicos cortaron el cordón umbilical de la beba.

Por su parte, desde la dirección del centro materno de #Salud, la doctora Liliana Asis, esbozó una versión distinta del hecho, al decir que la niña no nació en el inodoro; ya que de haber sucedido esto, "la chiquita tendría que haber quedado internada y no haber sido dada de alta".

A los efectos, Asis argumentó que el proceso de parto se completó en la sala de urgencias del hospital, donde la beba pudo salir completamente del vientre de la mamá y, agregó, que se iniciarán las investigaciones pertinentes sobre el hecho a fin de conocer si hubo alguna irregularidad. No obstante, la directora del nosocomio expresó sus disculpas a la mamá de la niña.

Vale decir, que Tabárez no realizará ninguna acción legal en contra de la institución sanitaria. Según ha indicado la mujer, sólo quería dar a conocer su caso para que nadie tenga que padecer una situación similar.

En la misma línea, la vicepresidente del ‘Portal de Belén’, María Amelia Moscoso, manifestó que acompañarán a Tabárez en su voluntad de no iniciar ‘acciones legales’ contra el hospital Neonatal.  Sin embargo, la directiva también advirtió que, evidentemente, existe “un problema de gestión - en el centro de salud- que tiene que ser solucionado” y agregó; que, desde su función, tiene la obligación de dar a conocer el lamentable acontecimiento, para que no se vuelva a repetir. #Sociedad Córdoba #Medicina