Los primeros encuentros de los 16avos de final de la Copa Argentina dejaron algo en claro: la brecha entre equipos de Primera División y de la principal categoría de ascenso en muchos casos no se nota. Varios equipos del Nacional B se metieron en octavos y eliminaron a conjuntos que en teoría, son de los más fuertes del #Fútbol argentino.

El hecho de que esta ronda de 32 de la Copa Argentina se jugara antes del inicio de los torneos de cada categoría hizo que los equipos pusieran lo mejor que tenían en cancha. Boca, por ejemplo, incluyó a varios de sus refuerzos pero sin embargo fue la gran decepción del fin de semana.

Anuncios
Anuncios

El equipo de Carlos Bianchi, a pesar de incluir a Jonathan Calleri, Gonzalo Castellani y Federico Carrizo no mostró una cara renovada en el juego. Y atrás, demostró que las desatenciones defensivas aún son un motivo de preocupación. Así, a Huracán le alcanzó con poco para eliminar al equipo que jugó su primer encuentro sin Juan Román Riquelme (fue 2 a 0 para los de Parque Patricios).

River pasó a octavos de la Copa Argentina sin entusiasmar en el juego. En un partido muy aburrido, el cual marcó el debut de Marcelo Gallardo en el banco, los de Núñez no pudieron salir del 0 a 0 con Ferro y recién festejaron en los penales. Racing, por su parte, jugó un primer tiempo chato ante San Martín de San Juan y sólo pudo afianzarse luego del gol de Acuña, con el que terminó ganando 1 a 0.

Vélez y Newell's, dos equipos que en los últimos años se han mezclado muy seguido en la pelea de arriba se fueron muy rápido ante Estudiantes de Caseros (milita en la Primera B Metropolitana) y Talleres de Córdoba (juega el Argentino A).

Anuncios

Ambos perdieron con claridad. Arsenal, campeón defensor, cayó ante Instituto y Lanús, también acostumbrado a pelear arriba, se despidió ante Colón, que este semestre volvió a la B Nacional.

Las victorias por penales de Defensa y Justicia y Atlético de Rafaela (ante Godoy Cruz y Olimpo) ya habían dejado en claro las pocas diferencias que habían.

Solo Estudiantes(3-1 a Douglas Haig) y San Lorenzo (2-0 a Almirante Brown) pudieron avanzar con contundencia. Los de Bauza, claro, realizaron una preparación más larga pensando en la Libertadores, aunque por el otro lado cuidaron a varios jugadores para el duelo copero ante Bolívar.

El año próximo el torneo de Primera tendrá 30 equipos. Y lo que mostró hasta ahora la Copa Argentina es un presagio de que las diferencias entre los primeros y los últimos no necesariamente serán muy grandes.