Rafael Nadal ha expresado todo su respeto a la actual capitana del equipo de Copa Davis y sobre su nombramiento para el puesto. Sin embargo ha añadido que le parece extraño que una jugadora a la que pocos conocen fuera designada para la capitanía de este equipo cuando hay otros grandes tenistas que aún no han sido capitanes de Copa Davis. En primer lugar decir que en general en España lo conocido que seas depende en parte de tu género. En muchos deportes los deportistas femeninos o (esto es menos habitual) masculinos se ven relegados al olvido mientras sus compañeros del género opuesto son portada de periódicos o, al menos, se les da una cierta relevancia.

Anuncios
Anuncios

Además, estamos hablando de una tenista que hace unos años, más concretamente a finales del años 2000, logró llegar al puesto 27 de la WTA. Jugadores masculinos con peor ranking han defendido la bandera española y nadie se ha llevado las manos a la cabeza.

Rafael Nadal ha añadido además que posiblemente fuera un premio a una gran trayectoria pero que existen otros jugadores con una grandísima trayectoria y que podría haber sido ahora el momento de darles ese premio a ellos. Junto a esto la crítica de que esta elección fuera unilateral y no tuviera consenso con ningún jugador ni ningún máximo responsable del #Tenis en cada uno de los territorio.

Sin embargo la mayor polémica ha surgido precisamente al intentar cerrar la polémica que ha abierto su tío al indicar a las claras que el problema era que era una mujer y que debería ser un hombre quien capitanease al equipo.

Anuncios

Por sus palabras se diría que era una cuestión de entrar en el vestuario de los hombres siendo una mujer y la incomodidad que esto podría originar. "Mi tío ha hablado de deporte y ahí se acaba el tema", ha concluido sobre este asunto.

Sobre esto de la incomodidad, planteo una cuestión. Entiendo que se trata de una cuestión de sexualidad, de que una mujer en un vestuario de hombres podría ver lo que no debe e incluso aprovechar para mirar lo que no debe. ¿Esto vale también para las lesbianas en un equipo femenino? ¿Un gay puede capitanear un equipo de hombres? ¿Investigamos antes de nombrar a ningún entrenador o capitán la orientación sexual de los deportistas?

Tal vez deberíamos dejarnos de estos líos, empezar a acudir a las convocatorias y ganar partidos, porque si no de mucho va a servir elegir a mujeres u hombres para que hagan de capitanes.