Kobe Bryant es el mejor escolta que actualmente juega en la NBA y uno de los mejores de la historia de la liga americana de baloncesto. Es posiblemente uno de los jugadores más dominantes desde Michael Jordan y actualmente es un valor seguro en cualquier equipo en el que juegue.

Los Ángeles Lakers es uno de los equipos que más anillos de la NBA tiene, junto con los Boston Celtics acumulan una parte muy importante de todos los triunfos finales en este campeonato. Está siempre ahí, aunque sea con equipos de calidad media siempre están en los playoffs y siempre dan espectáculo.

Sin embargo últimamente son buenos porque está Kobe Bryant y solo porque está Kobe Bryant.

Anuncios
Anuncios

Tienen una defensa débil y un juego exterior con muchas lagunas. Los contrarios no tienen que esforzarse en exceso para sacar resultados positivos del Staples Center y no parece que eso vaya a cambiar en breve.

El equipo se ha ido desintegrando con el tiempo y ahora mismo no queda nada de la gran franquicia que hace no muchos años estaba camino de crear historia con un equipo lleno de veteranos de una calidad envidiable y con un juego que primaba el conjunto y la estrategia a la fuerza física. Ahora solo quedan los restos de un gran equipo que languidecen a la espera de una renovación que nunca llega.

Muchos grandes jugadores han decidido abandonar el equipo en cuanto han visto que los síntomas del final de un equipo se iban concretando y concretando hasta quedar convertidos en hechos que son tan evidentes como irrefutables y tan evitables como ignorados por aquellos que no prestaban atención a la cancha.

Anuncios

Kobe Bryant es un gran jugador y posiblemente uno de los mayores talentos de la liga, pero no puede hacerlo todo y no puede el solo defender a todo el equipo y atacar a todo el equipo. Sin unos compañeros que tengan la capacidad de plantar cara a los rivales y muestren la competitividad que se espera de los Lakers los partidos ganados serán menos que los perdidos.

El futuro dirá si este equipo acaba por hundirse o sale a flote, pero desde luego no será con Bryant solo en mitad de la cancha.