Oklahoma City Thunder es uno de los equipos con mayor calidad en su plantilla, se le considera uno de los más claros candidatos al anillo al final de la temporada. Sin embargo, en estos momentos es uno de los peores equipos de la liga de baloncesto profesional de Estados Unidos por las lesiones de sus mejores jugadores. Su última derrota ha sido ante los Golden State Warriors.

Ya en el primer cuarto los Golden State Warriors se pusieron rápidamente por delante en el marcador, situación que se mantuvo durante todo el cuarto. Los Oklahoma City Thunder trataban por todos los medios de obtener un resultado positivo en este cuarto, pero eran incapaces de seguir el ritmo de sus rivales, que a cada momento eran un poco más inalcanzables.

Anuncios
Anuncios

Al final el cuarto acabó con un resultado de veinte a veintiocho para los Golden State Warriors. Ocho puntos de desventaja. Los Oklahoma City Thunder no empezaban con buen pie el partido, lo que empieza a convertirse en costumbre.

El segundo cuarto empezó ligeramente mejor para los intereses de los Oklahoma City Thunder, que en pocos minutos se acercaron a solo cuatro puntos de los Golden State Warriors. Sin embargo, este inicio no continuó su camino y la diferencia se estabilizó en esos mismos cuatro puntos durante el resto del cuarto, que acabó con un veintisiete a veinticuatro para los Oklahoma City Thunder. Cinco puntos de desventaja mientras se dirigían hacia los vestuarios.

En el tercer cuarto Oklahoma City Thunder mejoró mucho la defensa e incomodó mucho el juego de los Golden State Warriors.

Anuncios

Sin embargo, del mismo modo que empeoró el balance ofensivo de los Golden State Warriors también lo hizo el de los Oklahoma City Thunder, lo que no sirvió de mucho a este último. Al final un dieciocho a diecinueve para Oklahoma City Thunder y cuatro puntos de ventaja para Golden State Warriors para el último cuarto.

El último cuarto solo sirvió para continuar la dinámica del tercero, donde ambos equipos dejaron pasar el tiempo mientras no eran capaces de concretar un balance ofensivo a la altura. Al final veintiuno a veinte para Golden State Warriors y una nueva derrota en el casillero de unos Oklahoma City Thunder que no levantan cabeza.