La carrera por ser el mejor jugador del mundo en la actualidad entre Lionel Messi y Cristiano Ronaldo no tiene límites, y mucho menos cuartel.

El argentino Lionel Messi igualó la marca de 71 tantos del español Raúl González como máximo romperredes de la UEFA Champions League. La “pulga” convirtió las dos anotaciones con las que su equipo el Barcelona venció a mitad de semana a domicilio 2-0 al Ajax en el Ámsterdam Arena en duelo de la cuarta fecha de la fase de grupos de la Champions. En tanto, el portugués Cristiano Ronaldo se quedó con 70 goles, pues no pudo marcar esta jornada en el duelo en el que su equipo, Real Madrid, ganó 1-0 al Liverpool de Inglaterra con gol del francés Karim Benzema.

Sin embargo, la lucha no es sólo entre ambos crakcs, también sus miles de seguidores disputan una guerra encarnizada en pos de demostrar quién es el mejor jugador del mundo. Los fans del jugador del Barcelona saben que posiblemente CR7 alcance a Messi en cantidad de tantos, pero festejan que el futbolista merengue lo haga con más partidos jugados, pues al argentino le bastaron 90 partidos para llegar a las 71 dianas, mientras que el portugués lo podría lograr en 107 o más encuentros disputados.

Por si fuera poco, con sus dos goles, Lionel Messi se convirtió en el jugador con más anotaciones en diferentes estadios de la Champions League, el argentino tiene 23, y supera con uno a Cristiano.

Pero para satisfacción de los seguidores del portugués, el mismo día en que Messi alcanzó el récord de máximo goleador en la Champions League, CR7 recibió su tercera Bota de Oro, la segunda como jugador del Real Madrid, pues fue, junto con el uruguayo Luis Suárez, quien la temporada pasada anotó más goles; 31 en total.

La Bota de Oro es uno de los trofeos más prestigiosos del "viejo continente" y la disputa entre Lionel Messi y Cristiano Ronaldo es clara, puesto que el lusitano acaba de sumar su tercera distinción al igual que el argentino. Aunque el récord máximo lo alcanzó Messi en la temporada 2011-12, con 50 goles.

Pero más allá del desafío de quién es el mejor, hay un mensaje y un ejemplo claro e implícito de lo que estos dos monstruos han logrado hacer en su vida: cumplir un sueño y no parar después de conseguirlo. Cada uno se enfocó en ser el mejor del mundo, y aunque para muchos esto puede ser inalcanzable o irreal, tanto Messi como Cristiano han demostrado que este desafío los alimenta y al mismo tiempo está sostenido en una pasión.

Los debates para responder la pregunta de quién es el mejor del mundo seguirán siendo el pan nuestro de cada día. Lo único cierto es que debemos estar agradecidos de poder ser testigos de la calidad y las condiciones de tan extraordinarios futbolistas y de lo maravilloso que es el #Fútbol. Mientras tanto, no nos queda más que seguir rindiéndonos a sus pies. #Argentina