Dallas Mavericks es ahora mismo uno de los equipos con mayor potencial de la liga y, con toda seguridad, uno de los más poderosos de la Conferencia Oeste. La calidad que atesoran es enorme y solo unos últimos cuartos en los que decaían estaban lastrando una actuación magistral en el campeonato.

Sin embargo, en el partido contra Sacramento Kings lograron no solo dominar los últimos cuartos sino enmendar un primero que podría muy bien haberles costado el partido de no ser por la enorme calidad que estos jugadores son capaces de desplegar sobre la cancha en el momento en que están metidos en el partido.

Como ya hemos dicho, el primer cuarto empezó muy mal para el equipo de los Dallas Mavericks.

Anuncios
Anuncios

En ningún momento del episodio estuvieron siquiera cerca de meterse en el partido. Esto llevó a que sus rivales lograran fácilmente distanciarse en el marcador y antes de llegar al final del primer cuarto estuvieran con una clara ventaja de dieciocho puntos arriba. Un 32 a 14 que parecía demoledor.

No obstante, en el siguiente cuarto los chicos de Dallas Mavericks se pusieron el traje de faena y colocaron en el marcador un 25 a 34 que reducía la ventaja del equipo californiano y colocaba al equipo de Dirk Nowitzki a solo nueve puntos, lo que seguía siendo una diferencia importante pero mucho menor a la que poco antes estaba reflejando el marcador.

El tercer cuarto supuso un nuevo mazazo para los californianos, que antes de haber cumplido el minuto siete iban ya por debajo en el marcador, el cual, desde ese momento y en adelante, dominarían siempre unos Dallas Mavericks que habían puesto la directa y no parecían en ningún momento dispuestos a volver a dejar a los Sacramento Kings obtener un marcador positivo en un cuarto.

Anuncios

Quince puntos de ventaja y un último cuarto que se haría muy largo para los Sacramento Kings, que parecían admitir la derrota antes incluso de jugar los últimos doce minutos.

El cuarto periodo fue un simple paseo, un trámite que ambos equipos cumplieron sin demasiado interés y que dejó el resultado en otros dos puntos de ventaja para unos Dallas Mavericks que se impusieron por calidad a unos Sacramento Kings que golpearon primero pero no supieron aprovechar el momento.