Ya había conseguido ser uno de los mejores jugadores de la historia del #Fútbol mundial, pero Leo Messi, el argentino de oro, ha logrado superar la meta que alcanzó Telmo Zarra en el Atlético de Madrid, quien contaba con 251 goles marcados en la Liga, de tal modo que los 253 de Leo sitúan ahora a Messi al frente de la lista de los más grandes. En el partido contra el Sevilla jugado en el Camp Nou, en casa para los barcelonistas, Messi anotó un hat trick, es decir, un trío de goles en un mismo encuentro, y batió el récord que a Zarra le costó 17 años conseguir. A Messi solo le ha costado 10, desde que llegó al equipo azulgrana.

El jugador lo celebró dedicándole el gol del récord a su hijo Thiago, metiéndose el dedo en la boca cuando las cámaras lo enfocaban.

Anuncios
Anuncios

Al concluir el partido, sus compañeros de equipo lo mantearon como a un héroe. Y no es para menos porque lleva dándoles alegrías desde su incorporación, siendo el mayor goleador del mismo, y ya ha sido calificado de genio y considerado como uno de los dos mejores jugadores en activo, en dura competición con Cristiano Ronaldo, de la formación rival, el Real Madrid. Ambos tienen sus seguidores, que los defienden a capa y espada, y lo cierto es que muchas veces hay que apoyarse más en las cifras (número de goles anotados o Balones de Oro conseguidos) para que uno adelante al otro en la dura lucha por demostrar quién de los dos merece más consideración.

La Pulga, como cariñosamente se le conoce, tiene cuatro Balones de Oro, es el futbolista con mayor número de goles anotados en un mismo año y es el máximo goleador de la Historia con la camiseta de la Selección.

Anuncios

Una larga lista de récords que no están al alcance de muchos jugadores con nombre, récords a los que se añade otro que en su día ya le batió a Zarra: el de marcar antes el primer tanto, ya que Leo lo consiguió a los 17 y Telmo no se estrenó hasta los 19. Eso sí, hay algo en lo que aún Messi tiene que superar a Zarra, y es en anotar seis goles en un mismo partido, algo que su rival logró frente al Lleida en el año 1950. Pero Messi todavía es joven, con 27 años tiene tiempo y muchas oportunidades para seguir batiendo récords, tanto de los demás como suyos.