Todo comenzó luego del aburrido amistoso que disputó la Selección de #Fútbol Argentina contra la de Portugal. Como todos hemos visto, Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, un duelo “marketinero” para vender publicidad y entradas en Manchester, solo duró medio tiempo. Es decir ,escasos 45 minutos donde el genio argentino intentó algo con muy poca suerte, un par de pases muy habilidosos dirigidos al fideo Di María, un tiro libre cercano pero que le salió elevado, y donde por su parte Cristiano Ronaldo (R7) puede decirse que “ni la vio”.

Dicho esto, donde no pasa nada, algo tiene que pasar. Lionel Messi , entrevistado a la salida del campo e interrogado sobre su continuidad en el Fútbol Club Barcelona declaró algo así como que “no tiene planes para el futuro y que ahora quiere vivir el presente”.

A partir de estas declaraciones, como de costumbre, no del todo claras y bastante tímidas por parte del ídolo del fútbol mundial, la prensa deportiva lanzó la bomba mediática. Comenzaron a aparecer titulares con signos de interrogación, como por ejemplo: ¿Qué le pasa a Messi con el Barça?, ¿Está Messi enojado con algún directivo del Barça?, y otros por el estilo. Todos apuntan a pescar alguna fisura en la línea de comunicación entre el “crack” argentino y la dirección del Fútbol Club Barcelona. De momento son solo rumores y todo ha quedado en suspenso.

Otros medios también hablan del “fin de una era” en el Barça, o del fin de una manera de jugar y entender al fútbol en referencia al Barça de Pep Guardiola, donde Iniesta y Xavi se entendían a las mil maravillas y “volaban”con Messi.  Puestos a especular, millones de tapas más vendería un titular que dijera "Messi regresa a la Argentina", pero creo que por ahora es solo ficción, o ciencia ficción, porque el negocio del fútbol global ha convertido a Messi, como a tantos otros, en "superhéroe".

Otros periodistas se han inclinado por hacer análisis un poco más serios y que trascienden el terreno deportivo. Han hablado con el padre de Messi y este les ha dicho que “el pibe” se encuentra feliz en el Barça, pero tampoco aseguró que allí terminaría su carrera futbolística. Entonces, ante la falta de datos, la prensa ha recurrido a los problemas financieros, los de la Hacienda española con la familia Messi, y han llegado a la conclusión de que los Messi estarían un poco “hartos” de pagar tantos impuestos, y además que todo aquel “circo mediático” que se montó cuando Lionel tuvo que ir a declarar a los tribunales en Catalunya, puso a nuestro ídolo de muy mal humor. Lo cierto es que Lionel Messi es la “persona física” – así lo tipifica la Agencia Tributaria- que más dinero aporta el fisco de toda España.