En la visita de los New Orleans Pelicans al EnergySolutions Arena de Salt Lake City, en el estado de Utah, muchos esperaban que el equipo visitante fuera derrotado por los Utah Jazz. De hecho, esta es una cancha en la que el ratio de victorias visitantes es uno de los más bajos de la liga. Sin embargo, los New Orleans Pelicans han obtenido una victoria muy valiosa para sus aspiraciones de llegar a los playoffs.

El primer cuarto empezó con intercambio de canastas entre ambos equipos que se resolvió con una ventaja en el marcador de cierta importancia para los New Orleans Pelicans. Sin embargo, la ventaja acabó por caer hasta cifras muy bajas tras estar varios minutos sin marcar al final del cuarto.

Anuncios
Anuncios

Al final, los New Orleans Pelicans acabaron llevándose este primer cuarto con una ventaja de únicamente dos puntos. Veinticinco a veintitrés y todo por decidir.

El segundo cuarto, por el contrario, marcó mucho más el partido, pues los New Orleans Pelicans lograron rápidamente poner tierra de por medio en el marcador y fueron ampliando la ventaja de manera continua y paulatina durante todo el cuarto hasta acabar este cuarto con un parcial de treinta y dos a diecisiete para ellos. Quince puntos de ventaja para los New Orleans Pelicans, que añadidos a los del anterior periodo estaríamos hablando de diecisiete puntos. Una enorme distancia a no ser que cambiasen radicalmente las cosas en los siguientes dos cuartos.

A la salida de los vestuarios para la segunda mitad de este partido fueron los Utah Jazz quienes empezaron a presionar el marcador para ponerlo a su favor.

Anuncios

Sin embargo, la distancia era demasiado grande y, aunque el marcador de treinta y dos a veinte para los Utah Jazz era un gran avance la ventaja seguía siendo de cinco puntos para los New Orleans Pelicans. El último cuarto sería decisivo en la consecución de la victoria o la derrota de ambos equipos.

El último cuarto fue una victoria clara de los New Orleans Pelicans, que no dejaron en ningún momento que los Utah Jazz obtuvieran ningún tipo de ventaja de su juego y acabaron ganando el parcial, veintinueve a veintidós, y el partido, ciento seis a noventa y cuatro, por un marcador muy claro.