Sobre la cancha del TD Garden de Boston se disputó anoche uno de los partidos más emocionantes de esta temporada, en la que los Portland Trail Blazers acabaron por derrotar al equipo local en un último cuarto que lo decidió todo y que pudo muy bien haber caído del lado de cualquiera de los dos equipos en disputa.

El primer cuarto comenzó con los Boston Celtics presionando en toda la cancha y marcando el ritmo del partido con resultados muy positivos. En los primeros cinco minutos del partido los Portland Trail Blazers apenas si lograron obtener cuatro puntos. Por el contrario los Boston Celtics habían llevado su marcador hasta los once puntos, lo que representaba una ventaja importante para el equipo local.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo el paso de los minutos permitió a los Portland Trail Blazers adaptarse al estilo de juego de sus rivales y en el final del cuarto el marcador les era mucho menos desfavorable. Al final veintiuno a veintitrés para Boston Celtics.

El segundo cuarto volvió a ser favorable para los Boston Celtics y volvió a decidirse por la presión que ejercieron sobre el juego de los Portland Trail Blazers. Esta vez los marcadores subieron ligeramente, lo que permitió a los Boston Celtics distanciarse un poco más en el marcador aprovechando la coyuntura. En esta ocasión los Portland Trail Blazers quedaron a tres puntos, veintitrés a veintiséis. Todo parecía ir bien para los Boston Celtics mientras iban al vestuario.

Sin embargo la segunda mitad fue aciaga para los Boston Celtics. Los Portland Trail Blazers salieron con una mentalidad muy distinta a la cancha y se pusieron rápidamente manos a la obra para derruir la defensa que les planteaban los Boston Celtics, lo que les permitió recuperar en un solo cuarto todo lo perdido en los anteriores.

Anuncios

Veintiocho a veintitrés y todo por decidir en el último cuarto.

En el último cuarto los Portland Trail Blazers volvieron a dar un golpe sobre la mesa y se pusieron rápidamente muy por delante en el marcador. Llegaron a estar a once puntos por delante cuando apenas habían pasado tres minutos en el cronómetro del TD Garden, lo que era demoledor para Boston Celtics. Sin embargo el equipo local se sobrepuso y logró acortar distancias. Sin embargo le faltó tiempo para llegar y acabaron perdiendo por veintidós a dieciséis.

Un partido muy disputado que acabó con una ventaja que no refleja lo visto sobre la cancha.