Los Toronto Raptors son ahora mismo el mejor equipo de la Conferencia Este. Llevan uno de los mejores balances de victorias y derrotas de los últimos tiempos y en este momento serían lideres de todos los equipos si no existiera la división en conferencias, pues los enfrentamientos directos les favorecen frente al otro gran dominador de esta liga, los Memphis Grizzlies de Marc Gasol. Los Atlanta Hawks, por el contrario, están quintos en la Conferencia Este con un balance de siete victorias por seis derrotas, muy inferior. En principio parecía que el resultado sería claro para los canadienses.

El primer cuarto empezó con ambos equipos muy fallones y una enorme cantidad de interrupciones.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo tras el primer minuto el partido llegó a la normalidad y ambos equipos se lanzaron a subir sus anotaciones todo lo que pudieran. Los de Georgia no parecían querer basar su juego en la defensa y los Toronto Raptors estaban encantados de que les dejasen jugar al intercambio de canastas. Al final los canadienses llegaron hasta los 34 puntos mientras los estadounidenses se quedaron en solo 24. Esos 10 puntos resultaban muchos para un primer cuarto que había parecido tan disputado.

El siguiente cuarto fue un calco del anterior, aunque en esta ocasión los porcentajes se invirtieron y fueron los Atlanta Hawks quienes se pusieron a encestar con facilidad mientras los canadienses no lograban que esa regularidad que habían demostrado en el anterior cuarto se mantuviera. Al final 30 a 37 para los estadounidenses y 3 puntos de ventaja para los Toronto Raptors en el descanso.

Anuncios

El tercer cuarto fue de compromiso. Ambos equipos decidieron que este estilo de juego les estaba pesando en las estadísticas y ambos bajaron el ritmo, con lo que las estadísticas subieron pero al mismo tiempo la anotación global decayó. Empate a 27 y último cuarto con 3 de ventaja para los Raptors.

En el último cuarto el resultado fue muy favorable a unos Toronto Raptors que habían guardado más para el final. Minuto a minuto fueron ganando ventaja y acabaron el partido con un 126 a 115 que era algo abultado para lo visto en la cancha pero muy justo visto el último cuarto.

Dos equipos sin grandes individualidades pero que habían hecho un gran juego de equipo.