El técnico y mánager francés Arsene Wenger ha ayudado a Paul  Gascoigne en su enésimo tratamiento para su desintoxicación. El alcohol como es bien sabido está destrozando la vida del que fuera crack del #Fútbol de las Islas Británicas. Por suerte tiene gente que aún conserva la confianza en su recuperación que permita alejarle de la bebida y retome las riendas de su vida, oportunidades las tiene, es una personalidad del fútbol que hoy más que nunca tiene su vida en juego.

Además de esta ayuda, el club londinense ha financiado su operación de cadera que costó del orden de 30.000 euros. El fisioterapeuta del club, Gary Lewin recibió la llamada de "Gazza", alertándole que no se sentía bien y que tenía miedo de padecer una neumonía, vistas las complicaciones en la salud del ex jugador, los "Gunners" se pusieron manos a la obra para intentar colaborar en la mejoría de Gascoigne.

Anuncios
Anuncios

Incluso jugadores de la primera plantilla como Wilshere han apoyado monetariamente la recuperación del ídolo inglés con 6.000 euros. Estos apoyos se suman a los que está recibiendo por parte de la prensa británica que ha pedido a todos los hosteleros del país que si le  ven entrar en cualquier taberna no le dejen pasar, algo que revela la complicada situación de "Gazza" respecto a su adicción. El propio Gascoigne es consciente como ha dicho hace escasas fechas que si vuelve a beber es muy probable que muera.

La situación del jugador ha llegado a un punto crítico tras muchos años de excesos con la bebida y demás sustancias. Con frecuencia ha aparecido en los medios, pero desgraciadamente por noticias relacionadas con su enfermedad. Ojalá termine recuperándose y su caso sirva de ejemplo para tantas personas que pierden su vida por el abuso del alcohol.

Anuncios

Curiosamente estos días se habla de los 9 años del fallecimiento de George Best, el talentoso jugador galés, tantos años figura del United y que su talento fue tan grande como su afición a la bebida y la fiesta. Los mejores deseos para el bueno de Paul Gascoigne que durante los años 80 y 90 fue de lo mejorcito que tuvo el futbol inglés.