Al final de la temporada España puede ostentar orgullosamente el contar con que tres campeones de las tres principales categorías sean españoles, y una localidad catalana, Cervera, presumir sin complejos que dos de sus vecinos más conocidos en el mundo del motociclismo sean los que volando en dos ruedas les han traído a su pueblo los títulos de campeones mundiales. Más que España, la que reina en el motociclismo es Cataluña, pues el piloto Esteve Rabat Bergada, más conocido como Tito Rabat, es de Barcelona, por tanto los actuales reyes indiscutibles del mundo de la moto son catalanes.

España acumula entonces 44 campeonatos en total, en un año donde las victorias de los pilotos españoles no se quedaron en los tres actuales campeones, también hubo más que subieron al podio sea en primero, segundo o tercer puesto, con lo que lograron con ello que España sea un referente a nivel mundial, aunque se debe quebrar una lanza y de las grandes por Cataluña que a lo largo de los últimos años le ha dado a España una verdadera estirpe de pilotos de una capacidad increíble, formados por decirlo de manera coloquial, a fuego, con mentalidad de ganadores, con el cuerpo y la mente preparados para el triunfo.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, la cantera no se conforma con dar campeones, estos chicos son más que eso, brindan emociones de punta a punta, espectáculo, deportividad, humildad y derrochan capacidad, todo resultado de una gestión desde las mismas bases, no se nace campeón pero sí se pueden forjar campeones y en Cataluña lo vienen haciendo desde años; España, que en otras disciplinas ha sufrido decepciones como por ejemplo el mundial de futbol o en baloncesto, les ha regalado varias alegrías este año gracias a los catalanes: en motos, los hermanos Márquez y Tito Rabat; en natación, por ejemplo, la catalana Mireia Belmonte que también trajo sus buenas medallas este año.

Para regresar al mundo de las motos, los hermanos Márquez este año han hecho historia de esas que difícilmente se repitan; dos hermanos que en dos categorías diferentes son campeones el mismo año no se da todos los días, no es común, para nada y, junto a Rabat, dejan súper claro que en cuestión de volar en dos ruedas los catalanes han sido en 2014 amos y señores.

Anuncios

España da fe de ello y el mundo contempla entre admirado y sorprendido tal demostración de superioridad.

Entre todos los podios suman 80 en los que han estado los españoles de los que 34 han llevado el himno español porque su primer lugar lo ocupaba un español, una cifra no récord porque en 2013 fueron 36, pero en este caso son tres los campeonatos logrados, un año histórico para el mundo de la moto española y en especial para los catalanes que se llevan el gato al agua por tres veces.

Pero debe de quedar claro que no es casualidad, y que sí, los pilotos ponen en la pista todo su talento, toda su garra e incluso su fresca agresividad acompañada por temeridad y audacia en más de una ocasión aunque nada de eso sería posible si los pilotos catalanes y españoles no hubieran recibido una excelente formación desde las bases, con eso todo dicho.