Aún renqueantes por las bajas importantes que sufren en el equipo, los jugadores de Oklahoma City Thunder han logrado esta semana sobreponerse a ellas y llegar a obtener un balance de dos victorias y dos derrotas que les colocan en una progresión bastante aceptable y que podría incluso llegar a llevarles cerca de los playoffs. Un resultado muy malo para un equipo de su calidad, pero excelente si tenemos en cuenta que se trata de un equipo que en este momento tiene a algunos de sus jugadores principales completamente fuera de juego y a otros con un nivel de cansancio por la acumulación de partidos que llegará un momento que acabará por trasladarse a su desempeño.

Anuncios
Anuncios

Además, mientras que frente a los Sacramento Kings y los Boston Celtics obtuvieron victorias sólidas y contundentes, por ocho puntos frente a Sacramento Kings y por quince frente a Boston Celtics, una de sus derrotas fue por solo dos puntos contra los Memphis Grizzlies, un equipo que en este momento domina claramente su conferencia.

Esto nos indica que no se trata de un equipo que esté arrancando victorias agónicas y perdiendo por grandes marcadores, sino todo lo contrario. Incluso a pesar de sus grandes ausencias son un equipo que está logrando un juego sólido y solvente que en un futuro cercano puede convertirse en una máquina a poco que sus bajas vuelvan a la cancha y lo hagan en condiciones de demostrar por qué son estrellas.

Estos logros se han llevado a cabo haciendo uso de un juego que se apoya mucho en el juego interior de jugadores como Serge Ibaka a la vez que desde el exterior se aprovechan las defensas que se puedan cerrar sobre el jugador español para atacar desde el exterior la canasta con tiros exteriores y entradas a canasta de jugadores como Reggie Jackson.

Anuncios

Este es un tipo de juego muy interdependiente y tremendamente cooperativo, que hace que los partidos nunca sean excelentes, pues todos tienen que estar a un alto nivel para que esto se dé, pero que siempre resultan al menos competitivos, pues tendrían que fallar todos para que el sistema fallase.