La noche en Camp Barça prometía espectáculo y morbo, pues volvía la Champions con un rival de máximo nivel, el París Saint-Germain francés, y volvía Ibrahimovic al Camp Nou, a reencontrarse con su antiguo club, del cual no dice guardar buenos recuerdos, por lo que se esperaba la reacción de la grada a la presencia del sueco. Lo dicho, noche de #Fútbol y morbo. Pero el morbo no solo lo traería la vuelta del delantero sueco a su antiguo estadio, sino que la alineación de Luis Enrique dejaba dudas de dónde jugarían algunos de sus jugadores titulares, y es que tras conocerse el once inicial, la posibilidad de que tanto Bartra, Mathieu y Pedro jugarían en posiciones no habituales para ellos, era muy alta, tanto era así que se barajaba la posibilidad de que Pedro, normalmente extremo izquierdo, pudiera jugar de lateral.

Anuncios
Anuncios

Empezaría el partido y se despejarían dudas, Pedro jugaría en centro del campo, como carrilero izquierdo y la defensa azulgrana terminaría estando formada por tres centrales. Y el experimento no salió mal, ya que Barça dominaba el juego con cierto peligro, aunque sería el PSG quien, en el minuto 15, se adelantaría en el marcador, aprovechando una jugada en la que Neymar, no podría presionar la salida del equipo parisino, que terminaría marcando por medio de Ibrahimovic. Pero el equipo culé salió con confianza y no la perdió tras el tanto, pues en menos de 5 minutos consiguió empatar el partido por medio de Messi, tras asistencia de Suárez. El partido estaba empatado en el marcador aunque en el juego dominaba el Barça, aunque ambos equipos tendrían ocasiones de gol, pero las más claras serían del Barça que, finalmente, en el minuto 42 conseguiría adelantarse por medio de Neymar que finalizaba una buena jugada individual con un derechazo desde fuera del área.

Anuncios

Un golazo del astro brasileño. El Barça durmió el juego hasta llegar al descanso.

En la segunda parte poco cambiaría, y los jugadores locales seguían dominando el juego, aunque los parisinos conseguían crear peligro en alguna jugada aislada. Y de tanto insistir finalmente consiguieron volver a ver puerta, en este caso Luis Suárez a puerta vacía tras un rechace del portero que despejó un tiro de Neymar, 3-1 y la tranquilidad reinaba en el estadio, el Barça casi aseguraba el primer puesto. #Agricultura