El Papa lo es de todos los cristianos católicos pero como el común de los mortales tiene sus propias pasiones y una de ellas es ser hincha de San Lorenzo de Almágro. Aunque el hábito que acostumbra a llevar es blanco (como el del Real Madrid), siempre que puede hace un guiño al equipo de su corazón, bien sea tomar una bufanda o una camiseta del equipo de su corazón. El Papa pues, irá con San Lorenzo. El presidente del club ya ha comentado que en un futuro el estadio de los "Cuervos" llevará el nombre de su Santidad. El contacto entre el Papa Bergoglio y el equipo de sus amores se ha intensificado, ya que fueron a Roma a visitarle para ofrecerle la Copa de campeones de argentina y la Copa Libertadores.

Anuncios
Anuncios

El Papa Bergoglio, cuando era cura, iba siempre al vestuario de San Lorenzo para dar ánimos a los jugadores, cuenta el Coco Basile que tuvo que tomar la decisión de que no entrase en el vestuario para no desconcentrar a los jugadores. Ahora el Coco sonríe cuando cuenta la anécdota, la pasión de Bergoglio por el fútbol y San Lorenzo fue de siempre y ahora tiene una dimensión enorme, ya que es una de las principales personalidades públicas en todo el mundo.

El Papa no verá el partido, no por pasarlo mal sino porque hizo la promesa de no ver la televisión. Algo que sería difícil de aguantar para cualquier apasionado hincha pero que Bergoglio lo hará y rezará por una victoria de su equipo que le haga ser ganador del campeonato del mundo de clubes que se celebra en Marruecos.

Anuncios

En la residencia del Papa se ven con frecuencia muchos regalos que le hacen sus visitantes, pero guarda con celoso mimo las realizadas por los conjuntos deportivos o por los deportistas, guarda como oro en paño las camisetas que le regalaron gente como Messi o Pele. Un detalle más de un Papa que sigue aportando ese aire nuevo que se respira desde su llegada al Vaticano como jefe espiritual de la iglesia católica y como jefe del estado de la Ciudad del Vaticano. Veremos como queda el resultado de la final del mundialito, Bergoglio rezará por San Lorenzo.