Hoy darán comienzo las semifinales del Mundial de Clubes que se disputarán durante esta semana en Marruecos y en el que hay un representante argentino. El primer partido con el que comenzará esta ronda enfrentará al R. Madrid español, contra el Cruz Azul mexicano. La otra semifinal medirá al Auckland de Nueva Zelanda contra el cuadro argentino, San Lorenzo de Almagro.

El equipo, dirigido por Edgar Bauza, consiguió clasificarse al conquistar la pasada edición de la Copa Libertadores, al ganar en la final al Nacional de Paraguay, por lo que es el representante de la Conmebol y del #Fútbol argentino, de cara a esta edición del "Mundialito de Clubes".

Anuncios
Anuncios

Por lo que respecta al partido, que se disputara en El Gran Stade de Marrakech y comenzará mañana miércoles a partir de las 16:30, el conjunto argentino se presenta como claro favorito para pasar a la gran final, aunque, eso sí, como ya ha advertido el entrenador, Bauza, "no podemos cometer errores", en referencia a la importancia del encuentro. Aun así, el técnico se mostraba muy optimista con las posibilidades que su equipo tiene para poder conseguir el título: "Llegamos con muchas expectativas", recalcaba el técnico en declaraciones a la organización del evento.

En cuanto a los jugadores, también se muestra optimistas de cara a esta competición, más después de haber ganado su último partido liguero 0-2 contra el Vélez Sarsfield, enfrentamiento que se disputó hace diez días, por lo que el conjunto argentino llega para este duelo totalmente descansado.

Anuncios

Por otro lado, el conjunto neozelandés, el Auckland City, está realizando una sorprendente competición y viene de eliminar en los cuartos de final al ES Séfif, gracias a un solitario tanto anotado por Jonh Irving, el mejor jugador del equipo, que consiguió culminar una buena jugada en el minuto 52 del partido. Pero antes de conseguir vencer al conjunto argelino, el equipo dirigido por el español Ramón Tribulietx ya consiguió eliminar en la ronda anterior al Moghreb de Tétouan, en un partido en el que ninguno de los dos equipos consiguió ver puerta durante los minutos reglamentarios, por lo que el encuentro se tuvo que decidir en la tanda de penaltis. Así que, con esto, mañana se presenta un buen partido, que trae la emoción del fútbol intercontinental.