Tanto Boston Celtics como Brooklyn Nets llegaban a este partido necesitados de victorias, pues ninguno de los dos está ahora mismo con la posición asegurada en los playoffs. Uno está octavo y el otro noveno en la Conferencia Este y ambos tienen por misión en esta temporada ser uno de los ocho equipos que representen a su extremo del país en las eliminatorias por el campeonato de la liga de baloncesto profesional de los Estados Unidos.

Durante la primera mitad ninguno de los dos equipos supo imponerse a su rival sobre la cancha. Por un lado el juego exterior de los Boston Celtics logró que el resultado no les fuera adverso, mientras en la pintura los Brooklyn Nets tenían a un Kevin Garnett que ya no está en sus mejores años, pero sigue siendo uno de los grandes jugadores bajo el aro y eso se nota cuando tratas de encestar o pararle en el uno contra uno.

Anuncios
Anuncios

Ninguno de los dos equipos estaba logrando grandes cosas frente a sus rivales y cuando llegó el momento de hacer cuentas de lo sucedido en los primeros 24 minutos el resultado fue un 56 iguales que ninguno de los dos equipos dio por malo, aunque ambos sabían que ese había sido el momento de obtener cualquier diferencia positiva que pudieran llegar a esperar de manera habitual. En la segunda parte ambos tendrían que dilucidar el partido en un tipo de juego muy distinto y que a ninguno de los dos les venía bien.

En la segunda mitad el partido se fue al cuerpo a cuerpo, en el que teóricamente tenían ventaja los Boston Celtics, con un equipo ligeramente más formado, aunque con una carencia enorme en la posición de base, donde siguen echando de menos las habilidades de un Rajon Rondo que hace no mucho decidió emigrar hacia prados más verdes.

Anuncios

A pesar de todo se llevaron el cuarto por 23 a 30, lo que les dejaba en una excelente posición para llevarse la victoria en el último cuarto.

Ante la imposibilidad de pelear de manera directa los Brooklyn Nets atacaron la distribución de balón de sus rivales, lo que poco a poco fue debilitándoles hasta dejarles en el último cuarto inermes. Al final los de Nueva York se llevaron el partido con un 109 a 107.