Los hermanos Pay y Marc Gasol se vieron las caras al fin en esta temporada de la NBA en el duelo que enfrentó a sus dos equipos, los Memphis Grizzlies y los Chicago Bulls y que terminó con la victoria de estos últimos por 97-103. Con esta victoria, cortaron una racha de seis triunfos consecutivos de los Grizzlies y, al tiempo, se colocaron primeros de la División Central con una suma de diecisiete victorias frente a nueve derrotas.

Sin embargo, toda la expectación que había despertado el enfrentamiento fratricida se ha visto defraudada por el mal partido que ambos hermanos protagonizaron, muy lejos de sus últimas actuaciones.

Anuncios
Anuncios

Pau Gasol estuvo consistente en defensa y recogió 9 rebotes pero tan solo pudo anotar 6 puntos y pasó bastante desapercibido. Por su parte Marc Gasol estuvo algo, aunque no mucho, mejor y anotó 13 puntos aunque también estuvo muy lejos de las medias que estaba consiguiendo esta temporada.

Si en otros partidos los postes de los Grizzlies resultaban avasalladores, no fue este el caso, y Zack Randolph, habitual acompañante del mediano de los Gasol en intimidación y anotación, tampoco tuvo su noche. De hecho, todo el equipo de los Memphis Grizzlies estuvo en un nivel un tanto gris y nunca pareció que la victoria de los Bulls estuviese en riesgo.

Estos contaron con dos jugadores que tuvieron su noche. El primero de ellos fue el nacionalizado español Mirotic, quien consiguió su mejor anotación como profesional en la NBA con veintisiete puntos en treinta minutos.

Anuncios

Mirotic fue el as en la manga de los Bulls y estuvo casi infalible con seis de seis en tiros de tres y siete de ocho en tiros libres. A su lado surgió también la figura de Jimmy Butler quien fue capaz de encestar 31 puntos y capturar 10 rebotes. Ambos resultaron imparables para una defensa de los Grizzlies que últimamente está concediendo muchos tiros de tres. Jimmy Butler es uno de esos ejemplos del sueño americano. Su madre le echó de casa en la adolescencia y tuvo que vivir en la calle o en casas de amigos. Sin embargo eso no le ha impedido llegar a ser uno de los jugadores importantes en uno de los mejores equipos del mundo.