Los Orlando Magic son uno de los equipos que en este momento están mirando la clasificación desde las últimas posiciones de la tabla. Han perdido más partidos de los que han ganado, de hecho hasta anoche habían perdido 2 de cada 3 partidos que habían disputado esta temporada, lo que es una estadística realmente preocupante para un equipo que pretenda llegar a estar entre los mejores y llegar a disputar los playoffs. Por el contrario los Phoenix Suns están dentro de los playoffs en la conferencia más dura de esta temporada la Conferencia Oeste. En principio parecía muy probable la victoria de los locales pero, apoyándose en un Nikola Vucevic y un Tobias Harris que tuvieron una actuación inconmensurable en este partido, los Orlando Magic acabaron por derrotar a los favoritos.

Anuncios
Anuncios

El equipo de Florida ya empezó el partido planteando un juego incómodo a sus rivales. No dejaba combinar con facilidad a la linea exterior de los Phoenix Suns y evitaba en todo momento que los pases hacia el interior fueran posibles en jugadas directas, lo que hacía discurrir el juego de Arizona en un terreno que no les es favorable. Con el paso de los minutos finales fueron poco a poco distanciándose tímida pero claramente en el la calidad de sus jugadas hasta llegar a los minutos finales donde lograron un parcial que les colocó con un 27 a 23 final que ya era un pequeño golpe a la moral de sus rivales.

En el segundo cuarto los Phoenix Suns volvieron a acercarse en el marcador pero pasados los primeros compases el equipo local sencillamente empezó a fallar cada vez más jugadas lo que llevó a una sequía que aprovecharon sus rivales para distanciarse en el marcador hasta los 39 a 52 que reflejaba el marcador al final de la primera mitad.

Anuncios

Con esta diferencia de 13 puntos en el marcador los Orlando Magic se limitaron en la segunda mitad a atar el resultado llevando el partido al cuerpo a cuerpo, donde podían llegar a obtener grandes réditos de un equipo que necesitaba escalar demasiado para alcanzar a unos Orlando Magic que sencillamente estaban demasiado lejos. En la segunda mitad se alcanzó el 51 a 41 que es un gran marcador parcial para los Phoenix Suns pero que no fue suficiente dado el juego que en la primera mitad habían puesto sobre la cancha.

Una victoria muy trabajada y que los Orlando Magic lograron gracias a un planteamiento adecuado a sus rivales.