Este era uno de esos partidos que levantan expectación entre los aficionados, dos de los equipos que en este momento están remando para tratar de llegar a las eliminatorias de playoffs de la Conferencia Oeste con ciertas garantías de poder disputar los partidos de eliminatoria con el factor campo a su favor y con la intención de llegar a luchar por el anillo cuando llegue la hora del todo o nada, al final de la temporada regular, el momento en el que estos equipos se jugarán mucho de lo trabajado durante una temporada en la que ambos han tenido mucho que construir con lo que tenían disponible.

Durante todo el encuentro, los jugadores de Phoenix Suns y los de Dallas Mavericks plantearon desarrollo de las acciones con jugadas directas y con pocos pases, tratando ambos de llegar a las puntuaciones altas en la creencia de que sacarían un mayor rédito que sus oponentes de una situación en la que las defensas no serían especialmente importantes y donde se metería en el campo a los jugadores con mejores estadísticas en las facetas ofensivas, dejando algo atrás las cualidades y capacidades defensivas de otros jugadores de la plantilla, mucho más dedicados a contener al equipo contrario que ha asumir la labor de hacer subir cada vez más los números del luminoso.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, este fue un partido en el que fueron los Phoenix Suns quienes sacaron mejores rentabilidades de la apuesta que hicieron, pues una de las mejores bazas de los Dallas Mavericks en este tipo de encuentro, Chandler Parsons, no tuvo su noche y falló 4 de cada 5 tiros de tres puntos y 2 de cada 3 tiros de campo, lo que dejó completamente desarbolado a los jugadores del estado de la estrella solitaria, que se quedaron no solo sin una de sus mejores fuentes de puntos sino que también perdieron 10 jugadas de ataque por los errores de un jugador que en general no suele fallar demasiado. Sencillamente la apuesta no salió bien porque una de sus principales formas de ganar no llegó jamás a estar en el partido en el que se le necesitaba. Al final 124 a 115 y victoria para unos Phoenix Suns que siguen pasito a pasito tratando de llegar a los playoffs.

Anuncios