Los Phoenix Suns están ahora mismo últimos en el tren hacia los playoffs en representación de la Conferencia Oeste. Han ganado 11 partidos y han perdido 8, lo que en el otro lado de la tabla les dejaría quintos, por delante de uno de los equipos que en este momento está llamado a luchar por el anillo, los Cleveland Cavaliers. Por el contrario los Indiana Pacers están octavos de la Conferencia Este con 7 victorias por 11 derrotas. El resultado no ha sorprendido demasiado a los analistas y expertos en este deporte.

En el primer cuarto los Phoenix Suns no lograron imponer su juego y se quedaron en tierra de nadie, con una defensa por debajo de la media y una parcela ofensiva donde no acababan de encontrar su lugar.

Anuncios
Anuncios

Recurrieron a los servicios de su base titular, Goran Dragic, que mantuvo al equipo en el partido con una anotación en este cuarto de 9 puntos. Cuando se fue al banquillo su equipo había logrado solo 20 puntos. Al final del cuarto los Indiana Pacers se habían impuesto por 28 a 26. Era un mal resultado de los Phoenix Suns, pero no resultaba grave.

El segundo cuarto fue de transición. Ambos equipos pusieron muy poco sobre la cancha y en el intercambio de canastas ninguno de los dos sacó ningún tipo de rédito. El cuarto acabó con ambos equipos en 28 puntos y de nuevo los Phoenix Suns con una desventaja en el marcador de 2 puntos.

En el tercer cuarto los Phoenix Suns se pusieron manos a la obra para eliminar la ventaja de sus rivales y poner tierra de por medio. Fueron abriendo brecha durante todo el cuarto hasta llegar a los últimos instantes del partido con una ventaja considerable.

Anuncios

De hecho la diferencia llegó a estar en los 10 puntos, pero los Indiana Pacers lograron 6 puntos en 50 segundos mientras los Phoenix Suns no lograban anotar un solo tanto. Al final 23 a 29 para los de Arizona.

En el último cuarto sucedió lo mismo, pero en esta ocasión los Phoenix Suns no dejaron que el partido se les escapara y marcaron un 33 a 20 final que dejó poco a la imaginación. Al final 116 a 99 y victoria para los locales.