Estos días estaba previsto que la escudaría británica McLaren anunciase de una vez el fichaje de Fernando Alonso pero el anuncio tendrá que esperar. En una reunión celebrada en Woking, base de la marca inglesa, se debatieron diversos temas económicos, de patrocinio, de relaciones comerciales y también de la relación entre los accionistas Ron Dennis, Mansour Ojjeh y el grupo Mumtalak. Superados los asuntos crematísticos se esperaba que se pudiese poner fin de una vez a la incógnita de quién de los dos pilotos que actualmente tienen contrato en McLaren acompañaría a Alonso en la siguiente temporada pero no así y todo tendrá que esperar.

Jensen Button, preguntado al respecto mientras participaba en un acto publicitario manifestó que la marca debería ya elegir a sus pilotos de una vez, por el bien de todos.

Anuncios
Anuncios

Button, que tiene ya 34 años y ha pasado 15 de ellos como piloto de Fórmula 1 es el preferido de Alonso pues le ayudaría a poner en marcha el nuevo motor Honda que llevarán los monoplazas de la marca británica. Además él se encuentra también muy ilusionado con la llegada de los nuevos motores y también del corredor asturiano, al que considera con un increíble talento. En cualquier caso, el corredor inglés no se conformaría con conducir otro coche sin posibilidades y, de no confirmarse su contrato con McLaren probablemente anunciaría su retirada de la Fórmula 1. Quizá eso quiso decir cuando manifestó, un tanto misterioso, que había "otros retos" igual de estimulantes a los que podría encaminar su carrera y en los que querría participar.

A todo esto, Kevin Magnussen, el piloto danés, mantiene su silencio y juega las cartas de su juventud.

Anuncios

Con solo 22 años, todavía tiene un gran margen de mejora en el circo de la Fórmula 1 y esta quizá sería la baza más importante y la que más pese para continuar en McLaren. Todos tienen grandes esperanzas en los nuevos motores Honda a pesar de que los primeros ensayos han sido absolutamente decepcionantes y los monoplazas apenas han podido rodar dos vueltas en cada uno de los días de test.