Ayer se resolvió por fin la incógnita más importante que se planteaba sobre la competición ciclista de 2015. Esta era la inclusión o no del equipo kazajo Astana en la lista de los que obtendrían la licencia World Tour que les permite competir en las grandes vueltas por etapas y las clásicas más importantes del circuito profesional. Pues bien, la UCI (Unión Ciclista Internacional) acordó ayer conceder la licencia provisional al Astana, aunque con determinadas condiciones y sometido a un estricto seguimiento, así como a controles periódicos.

La decisión fue recibida en el lugar de concentración invernal del equipo con alborozo e incluso fue celebrada con champán.

Anuncios
Anuncios

Todo apunta a que ha sido el expediente impoluto del ciclista italiano y líder del Astana, Vicenzo Nibali, el que ha inclinado la balanza hacia el perdón al equipo. Las cosas no pintaban muy bien después de que se desvelasen a lo largo de este otoño hasta cinco casos de dopaje que afectaban tanto al equipo profesional como al filial. Justo en los días previos a la decisión de la UCI se hizo público un informe de la Fiscalía de Padua que, de algún modo, vinculaba al equipo kazajo con el blanqueo de dinero, el fraude y con Michele Ferrari, quien tienen prohibido siquiera acercarse a los hoteles donde estén equipos ciclistas después de su participación en los casos más sonoros de la época dorada del dopaje.

La UCI ha encargado al Instituto de Ciencias del Deporte de la Universidad de Lausana (ISSUL) una supervisión constante de la cultura y la organización de Astana, de sus prácticas antidopaje y su ética deportiva.

Anuncios

El instituto deberá estudiar al equipo e informar permanentemente de cómo afronta la temporada en ese aspecto.

Por otra parte, en la misma reunión se aprobó la no inclusión del equipo francés Europcar entre los que competirán con la licencia World Tour. La falta de un 5% de la cantidad mínima presupuestaria exigida para competir le ha alejado del circuito profesional en la siguiente temporada. Ahora solo podrá competir en las grandes vueltas si recibe una invitación de sus organizadores.  #Ciclismo