Los Washington Wizards son ahora mismo uno de los mejores equipos de la Conferencia Este. De hecho están entre los equipos que a estas alturas del campeonato empiezan a tener más o menos clara su presencia en los futuros playoffs a no ser que en las próximas semanas se de una racha negativa muy importante y empiecen a acumular gran cantidad de derrotas.

Por ahora llevan 15 victorias por solo 6 derrotas, lo que es una gran estadística para un equipo participa en la conferencia menos competitiva de la liga. Por el contrario los Orlando Magic están en este momento con un balance de 9 victorias y 15 derrotas, lo que les coloca muy lejos de poder llega a tener un hueco en los playoffs, aunque tiene solución si logran encadenar suficientes victorias como para llegar a ese ansiado octavo puesto.

Anuncios
Anuncios

En este enfrentamiento parecía que la victoria sería para los Washington Wizards, sin embargo se complicó mucho tras el descanso.

En el primer cuarto los jugadores de la capital del país salieron a la cancha tratando de imponer rápidamente su juego y evitar así cualquier susto que pudieran tener si se daba una serie de tiros desafortunados que les colocase en peligro de perderle la cara al partido. Sin embargo los Orlando Magic supieron mantener el tipo y a la finalización del primer cuarto ya estaban con un 26 a 21 en el marcador que, aunque les era adverso no era un gran botín para los Washington Wizards.

En el segundo cuarto fueron los Orlando Magic quienes platearon el cuarto desde un punto de vista ofensivo y lograron sacar algunos puntos a la ventaja de los Washington Wizards, que tuvieron que conformarse con reducir la desventaja y aguantar el tipo.

Anuncios

Al final del cuarto 19 a 23 para los de Florida y solo 1 punto de desventaja.

A la salida de los vestuarios se dio el susto que antes comentaba y una mala racha en el juego de los Washington Wizards les costó verse muy por debajo en el marcador, con un parcial de 31 a 22 que parecía que podría llegar a costarles el partido.

En el último cuarto los jugadores de la capital prepararon un asedio a la canasta rival que puso a los de Florida contra las cuerdas. Esto fue todo lo que necesitó el equipo de Washington Wizards para enjugar la diferencia y, con una canasta sobre la bocina, Bradley Beal dio la victoria a su equipo. Al final 91 a 89 y victoria de los Washington Wizards.