En el año 2003, los aficionados de Racing Club de Avellaneda disfrutaron ver por última vez a su equipo en el máximo torneo histórico que tiene el #Fútbol latinoamericano, quedando afuera en octavos de final con el América de Cali colombiano por definición desde el punto del penal.

Después de 12 años reaparece este grande del continente, primer argentino en ser campeón intercontinental, apabullando al Deportivo Táchira por 5 a 0, en San Cristobal, Venezuela. El conjunto de Diego Cocca formó con Saja en el arco, Pillud, Lollo, Cabral y Voboril, en la defensa; Acuña, Videla, Aued y Camcacho en línea media y en la delantera Milito y Bou.

Anuncios
Anuncios

Por su parte, el local alineó a Liebeskind en la portería, Chacón, Angel, López y Mosquera; Orozco, Flores, Rojas y César González; Riva y Olivera. Farías no podía creer lo que veía. El primer tiempo culminó 2 a 0, con goles de Bou y Lollo, quien abrió el marcador tras una infracción cometida a Bou. El ex Belgrano inventó un taco y le daba a la Academia el 1 a 0 parcial. Racing, con el marcador a favor se volcó al contragolpe y de esta manera, a seis minutos del cierre de la primera etapa, una jugada elaborada entre Acuña, Bou y Milito, permitió que en última instancia el delantero formado en River, sacara un remate seco para decretar el 2 a 0.

En el segundo tiempo, al comienzo, pudo descontar Táchira, pero Racing siguó marcando goles, a los siete Bou, con tremendo bombazo, a los 10 gran jugada de Milito y mejor definición a la red para decretar el 4 a 0 y a los 23 nuevamente Bou, dejando el marcador definitivo de 5 a 0; de no ser por el penal fallado por Táchira a cinco minutos del cierre.

Anuncios

De esta manera se ilusiona Racing, con una copa esquiva y difícil, dadas las condiciones en las que los equipos deben viajar y los lugares geográficos que tienen que afrontar, asimilando a su juego, no puramente lo táctico, lo estratégico, lo técnico y lo físico, sino intentando conseguir la mejor adaptación posible a los climas de los visitantes.

Sin dudas la figura del partido fue Gustavo Bou, revelación en el torneo que Racing se consagró campeón, convirtiéndose en el segundo jugador en marcar para el club de Avellaneda tres goles en un solo partido. El otro había sido el histórico "Chango" Cárdenas, autor del recordado golazo con que Racing derrotó al Celtic escocés en 1967 quien lo logró en dos ocasiones.

El colegiado fue el chileno Julio Bascuñán y el estadio se colmó con 40 000 espectadores. La "gloriosa academia", se prepara para jugar frente a Olimpo en Bahía Blanca el sábado por el torneo de primera división argentino, y el martes recibirá a Guaraní de Paraguay, en el Cilindro de Avellaneda, por la segunda fecha de la fase de grupos de la Copa "Bridgestone Libertadores". #Copa Libertadores