Las imágenes de un video que muestra a aficionados blancos del equipo de fútbol inglés Chelsea empujando a un pasajero negro en el metro en París ha reavivado las preocupaciones sobre el racismo en ese deporte.

El incidente ocurrió el martes, un día después de que un ex entrenador nacional de balompié en Italia incitó a la indignación luego de quejarse en una entrevista, de una ceremonia en donde había demasiados 'jugadores de color' en las categorías inferiores de los equipos de ese país.

En el video amateur mostrado en sitios web de noticias británicas, se ve a un grupo de simpatizantes del Chelsea empujando un hombre negro, impidiéndole subir a un tren subterráneo lleno en la estación de Richelieu-Drouot de París.

Anuncios
Anuncios

Entre los aficionados también se oían cánticos, "Nosotros somos racistas, somos racistas y esa es la manera que nos gusta." Además se logra escuchar otra voz que gritaba, "Chelsea, Chelsea, Chelsea". El episodio se dijo que había ocurrido antes de que el equipo jugara un partido de Liga de Campeones ante el Paris Saint-Germain en el estadio Parc des Princes, que terminó 1-1.

Las imágenes, inicialmente obtenidas por "The Guardian", muestran a un hombre de color, que aún no ha sido identificado, tratando al menos dos veces de abordar el tren, mientras es empujado por un grupo de hinchas blancos, cuyos rostros se muestran claramente en el video.

Paul Nolan, un expatriado británico que captó las imágenes, dijo a la BBC el miércoles que el episodio fue "amenazante" y "feo", y que las personas involucradas parecían "muy agresivas".

Anuncios

"Creo que hubo una cierta cantidad de mentalidad de manada", afirmó.

Nolan contó a "The Guardian" que el hombre que fue empujado de modo agresivo fuera del tren: "No creo que se diera cuenta de quiénes eran", continuó; "Luego trató de entrar de nuevo pero fue empujado fuera por segunda vez."

Chelsea, actual líder de la Premier League en Inglaterra, ha tratado de detener las acusaciones de racismo entre sus aficionados que datan de la década de 1970. En 2012, la Asociación de #Fútbol, ​​órgano de gobierno de este deporte en Inglaterra, suspendió al capitán del Chelsea, John Terry, por cuatro partidos y le impuso una multa equivalente a 330.000 dólares por manifestar conductas racistas contra Anton Ferdinand, un jugador de un equipo contrario.

En una declaración del martes, el club de fútbol de Chelsea dijo: "Este tipo de comportamiento es aborrecible y no tiene cabida en el fútbol o en la sociedad."

"Apoyaremos cualquier acción penal contra los implicados… el club tomará acciones lo más fuerte posible contra ellos, incluyendo la prohibición de las entradas", añadió el equipo.

Anuncios

La Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol, ​​dijo que estaba "horrorizado" por el incidente, pero agregó que, como se produjo fuera del estadio, no le compete a la UEFA actuar.

El suceso en el metro de París surgió un día después de que Arrigo Sacchi, que entrenó a Italia en la final de la Copa Mundial de 1994 en Estados Unidos, fuera filmado quejándose de la presencia del gran número de extranjeros en las categorías inferiores de los equipos profesionales de Italia. En esa oportunidad había dicho que eso obstaculizaba el desarrollo de jugadores jóvenes italianos.

"Ver a tantos jugadores de color y a tantos extranjeros, es un insulto al fútbol italiano", había manifestado.