Culminó hoy la serie de playoffs en la liga más importante de baloncesto a nivel europeo, y quedaron definidos los cruces del Final Four a disputarse el 15 y 17 de mayo en el Barclaycard Center en Madrid. Se enfrentarán el local Real Madrid contra Fenerbahce y CSKA de Moscú con el Olympiakos.

Luego de dos semanas de competencia en playoffs, superada ya la etapa de Top 16, la fase de grupos y los repechajes, quedaron sólo los cuatro mejores, quienes se disputarán el título europeo y la posibilidad de competir por el campeonato intercontinental frente a Bauru, campeón de la Liga de las Américas edición 2015.

Fenerbahce, el equipo turco, llega como el único de su país en la historia de la competencia en clasificar para esta instancia, luego de haber invertido mucho dinero y de haber fracasado en años interiores.

Anuncios
Anuncios

Comandados por el exitoso Zeljko Obradovic. este ya ha llevado en su carrera como entrenador a seis equipos distintos a la fase definitoria de Euroliga. El conjunto turco posee mucho talento joven en su perímetro con Bogdan Bogdanovic y un gran poderío en la pintura con Vesely, Erden, Bjelica y Savas. Llega a este punto luego de barrer su serie de playoff, en la que enfrentó a los vigentes campeones, Maccabi Electra Tel Aviv.

CSKA de Moscú, conforma el equipo de mayor presupuesto, ya que cuenta con un plantel plagado de estrellas. Algunas de ellas tienen trayectoria europea, como Milos Teodosic; otras una basta experiencia en la NBA, como Andrei Kirilenko; mientras que otros jugadores ya conocen lo que es ser campeón de Euroliga, como Kyle Hines. Los rusos detentan la plantilla más rica en número de jugadores de jerarquía, y arriban a esta instancia siendo el conjunto que mejor baloncesto de equipo mostró, logrando un alto nivel tanto de los titulares, como de los que saltan desde el banco.

Anuncios

Están dirigidos por Dimitris Itoudis, un técnico con poca veteranía como principal, pero con mucha experiencia como asistente de Obradovic.

Olympiakos llega como el conjunto más débil en los papeles, pero al que nadie quiere enfrentar. No era favorito como finalista debido a su irregular etapa de Top 16 y fase de grupos, puesto que en contadas ocasiones pudo disponer de todos sus titulares, ya que las lesionas han sido algo muy frecuente en su plantel. Comandado por Vassilis Spanoulis y Giorgos Printezis, es un equipo con mucho corazón, mentalidad ganadora y buen baloncesto defensivo; nunca deben ser descartados como candidatos al título porque tienen experiencia en dar sorpresas.

Real Madrid. Los locales de este Final Four -que contarán con todo el apoyo de su gente-, alcanzan esta etapa con un buen nivel de juego; han sido consistentes en la temporada, teniendo algún que otro traspié, pero nada reprochable. El Real, con todo el contexto a su favor, tiene potencial para crecer y motivarse por la localía, y con jugadores del calibre de Sergio Llul, al que se cree que Houston Rockets ofrecerá un contrato con un valor total cercano a los 20 millones de dólares para la próxima temporada.

Anuncios

También tiene figuras como "Rudy" Fernández, con trayectoria NBA y mucho brillo en #Europa; "Chacho" Rodriguez, último MVP de la Euroliga, saltando desde el banco para comandar la segunda unidad del madrid, y la presencia de los dos argentinos Nocioni y Campazzo. El "Chapu" entra habitualmente en la rotación que plantea Pablo Laso, coach de los merengues, pero Facundo Campazzo generalmente observa los partidos desde afuera, ya que Laso lo considera el tercer base de la rotación.