El celeste cordobés llegó a la cumbre del Torneo de Primera División luego de vencer a Crucero del Norte por 1 a 0.

En un partido en donde se pegó mucho, la posesión de la pelota fue casi por completo para Belgrano de Córdoba, con un aplastante 63%.

La primera ocasión de gol para Belgrano, quien tuvo cuatro en todo el partido contra ninguna del equipo rival, se dio a los 25 minutos del primer tiempo. Pero no fue hasta el minuto 44, que Mauro Iván Obolo depositó el esférico dentro del arco de Crucero. El cabezazo que metió al recibir un centro, y la esplendida definición con pique inclusive, dejó impotente al arquero Horacio Ramírez, quien sólo quedó como espectador, viendo cómo la pelota ingresaba en el ángulo superior de la valla que defiende.

Anuncios
Anuncios

Luego del primer gol, ambos equipos se retiraron al descanso. Para ese entonces, Belgrano contaba con tres amonestados, mientras que el equipo norteño, sólo con uno.

El segundo tiempo transcurrió en medio del juego brusco y con un Belgrano que buscaba constantemente terminar el encuentro. Dos ocasiones más de gol le hubieran permitido cerrarlo, pero no pudo darse.

Los números demuestran el claro dominio que detentó el Pirata cordobés, en donde sólo recibió un único tiro al arco contra 17 que efectuó. El partido le costó al tener siete amonestados, entre ellos, al propio arquero Olave.

El triunfo le permite igualar los puntos de Rosario Central, que tiene 22. Hay que destacar que "los canallas" deben enfrentarse hoy a San Martín de San Juan, pudiendo quedar como únicos punteros en caso de ganar.

Anuncios

Si empatan o pierden, el triunfo de Boca Juniors, River Plate o San Lorenzo de Almagro podrían ponerlos en la punta.

Pero, hasta que no se vean los resultados de los encuentros que se disputarán este domingo, el celeste tiene tiempo de sobra para festejar el haber llegado a la cima del torneo.

El Pirata espera la próxima fecha frente a Unión de Santa Fe, en la cual intentará mantener la racha de cinco partidos invictos y llevarse los tres puntos para Alberdi. #Argentina #Fútbol