La caída del rublo ha influido negativamente en Rusia; como si de un virus se tratase ha infectado a todos los sectores, incluido el deportivo. Las alegrías económicas de estos años parece que han terminado y de manera brusca.

Según el portal ruso "Russia Beyond The Lines", el problema para pagar el sueldo de los futbolistas o entrenadores regularmente, empieza a crecer y afecta a todos. Un ejemplo claro lo podemos encontrar en el seleccionador Fabio Capello, que no está cobrando lo estipulado en su contrato. El mismo problema tiene el Zenit de San Petersburgo, con retrasos tanto en los pagos como en la cantidad de los mismos.

Anuncios
Anuncios

La situación no es problema de los grandes, afectando también a equipos modestos como el Rostov o el Kuban Krasnodar, que mantienen contratos en divisa extranjera.

Jugadores como Hulk, se convierten en un tremendo problema económico para su club, debido a que los 7 millones de euros que cobra anualmente cada vez crecen más al hacer la equivalencia entre ambas monedas. Los problemas acucian a clubes que ven cómo el veto de muchas empresas occidentales hacen desaparecer contratos publicitarios o se hace complicada la renovación de los mismos por la actual situación. En un panorama así es lógico que el deporte y su apoyo por las instituciones del país pasen a un segundo plano, pero no es sólo un problema para los que más ganan y afecta a todos los equipos en mayor o menor medida.

Deportes como el básquet también tienen problemas: sin ir más lejos el club Ural ha dejado de intervenir en la Copa de Rusia y no las ha tenido todas consigo respecto a su participación en la Euroliga de Baloncesto.

Anuncios

Los rumores empiezan a crecer sobre muchas instituciones que, de seguir así la situación, tendrán muy difícil su continuidad más allá de finales de año. La solución pasa por una claridad en las cuentas e irremediablemente adaptarse a la nueva realidad por la que pasa la economía de su país.

Es necesario que tanto entidades como la administración hagan un esfuerzo e intenten salvar una situación complicada que puede cargarse muchas trayectorias y clubes con mucha historia. El tiempo nos dirá si se afronta con responsabilidad y efectividad la nueva problemática. #Fútbol