Las mujeres también quieren elevar el nivel, crecer, hacer un buen papel en cada torneo que se avecina, al igual que los hombres.

Si hay alguna similitud en ambas selecciones de voley es la idea que tienen para toda la temporada, es decir, mucho sacrificio y obtener buenos resultados en diversas competencias que van a afrontar. Por el lado del equipo femenino, desean además ser más valoradas y difundidas por parte de los medios. Siempre estuvo claro que el combinado masculino se lleva la mayor atención en tanto que las chicas han figurado en un segundo plano durante mucho tiempo.

Las panteras tendrán un año lleno de compromisos como los hombres pero tras tener una buena performance el año último, las expectativas son muy distintas para ellas ya que actualmente se les va a exigir más que en otras ocasiones.

Anuncios
Anuncios

Es el momento indicado para el despegue, para dar el gran salto y lograr buenas actuaciones en certámenes trascendentales.

Como dato novedoso hay que decir que las damas están entrenando con cuatro varones que son una especie de sparring y se utilizan para mejorar el nivel de entrenamiento. Con dichos señores, la selección nacional femenina está en un buen ritmo. Les permitió tener una base táctica y física diferente a la de otras etapas. Además, las jugadoras cuentan con perfectas condiciones al compartir prácticas con caballeros.

El entrenador, Guillermo Orduna, está muy conforme con el trabajo realizado hasta aquí. Considera productiva la presencia masculina en cada entrenamiento que facilita mayores exigencias para todo su plantel. En esta parte del año, el combinado argentino está haciendo énfasis en potenciar el ataque, adquirir mayor contundencia y lograr un bloqueo eficaz.

Anuncios

En cuanto a la competencia importante, #Argentina jugará el torneo clasificatorio a la Copa Japón que es el primer Pre olímpico de #Voley mundial. Después será el turno de formar parte de la Copa Panamericana para luego disputar el Grand Prix en Formosa, en agosto. Por último, el objetivo principal son los Juegos Panamericanos de Toronto, en donde el fin es dejar una buena imagen.

Muchos partidos disputarán las panteras, cada torneo tendrá su magnitud e importancia. "El desafío es tener una evolución", señaló Orduna, siendo claro en lo que se viene para su selección. "Cada torneo conlleva otra meta deportiva, nos obliga a tener un crecimiento", explicó el director técnico con la responsabilidad de seguir la buena senda y tratar de crecer en el 2015.

Se acerca la hora de pisar el rectángulo y pasar el balón del otro lado de la red. Hay mucha actividad para el voley femenino y se implora que aparezca el anhelado crecimiento de la disciplina tanto del lado de las chicas como de los hombres. #Deportes Buenos Aires