Una de las instituciones más poderosas y ricas del mundo es el Real Madrid. Es el club de la casa blanca de #España en el que todo deportista sueña estar. No sólo posee un representativo de fútbol competitivo plagado de estrellas y galácticos, futbolistas de los más caros y mejores del planeta. También hace las cosas bien en otra disciplina, como el básquetbol que, al igual que el fútbol, siempre es protagonista y está en lo más alto, ya sea del campeonato español como de competiciones europeas.

El Real le ganó al Fenerbahce de Turquía por 96 a 87 en las semifinales de la Euroliga que se disputaron en el Barclaycard Center de la capital española.

Anuncios
Anuncios

Con este resultado, el equipo de Madrid jugará la final por un título más que importante y de mucha jerarquía. Como lo hacen Cristiano y compañía peleando torneos de nivel hasta las últimas instancias, esta vez es el turno del básquet, que está ante un festejo grande, aunque todavía debe jugar el partido decisivo y ganarlo.

Algo que distingue al conjunto blanco en los últimos años en ambas disciplinas es la presencia argentina, por más que ahora el equipo de fútbol no cuenta con ninguno, pero sí tenía hasta hace poco. En cambio, el combinado que pica la naranja sobre el suelo, tiene dos argentinos en su plantel.

Andrés Nocioni y Facundo Campazzo son los grandes privilegiados de vestir la camiseta blanca. En la reciente victoria frente al club turco, Chapu totalizó 12 puntos, producto de tres de cuatro en dobles, uno de tres en triples y tres de cinco en libres.

Anuncios

Aparte de sumar seis rebotes, una asistencia y dos tapas en 27 minutos jugados, en lo que fue una muy buena actuación del santafesino cuando le tocó entrar a la cancha. Por lo tanto, el pequeño y joven base ex Peñarol de Mar del Plata, estuvo en el banco de suplentes y no ingresó. Quienes sí se destacaron todavía más que Nocioni fueron el mexicano Gustavo Ayon, quien convirtió 18 puntos, y el estadounidense K.C. Rivers, quien terminó con 17 unidades en su planilla.

Un partido en el que los españoles han sido superiores de principio a fin, ya que mantuvieron la ventaja durante todo el desarrollo del encuentro y se impusieron con absoluta justicia ante el siempre complicado combinado turco. Por el lado de la visita, tuvieron injerencia en el duelo, el estadounidense Andrew Goudelock -de muy buena tarea-, que encestó 26 puntos, más la compañía del checo Jan Vesely, que finalizó con 20 unidades.

Los madrileños tendrán la posibilidad de salir campeón de #Europa por novena vez en su historia. Esa chance será este domingo, cuando enfrenten al Olympiacos de Grecia, que viene de ganarle al CSKA de Moscú por 70 a 68.

Real Madrid, siempre acostumbrado a coronarse en cualquier deporte, en este caso le toca al #Básquet. En fútbol, con el empate del último fin de semana, quedó un poco relegado para consagrarse. Con Nocioni y Campazzo como representantes argentinos, la casa blanca podría decir otra vez 'campeón' de la Euroliga.