Ya no hay tiempo para especulaciones ni para análisis prepartido; menos con estos dos equipos en cancha. Mañana, el Bayern Múnich recibirá en el Allianz Arena al Barcelona, buscando el milagro que le permita revertir una serie que lo encuentra como el principal damnificado. La ida fue un 3-0 rotundo para el equipo de Luis Enrique, que quiere volver a jugar una final de #Champions League después de 4 años, cuando se consagró campeón ganándole en el partido crucial al Manchester United.

Ya pasaron los dos goles superlativos de Messi y la excelente definición de Neymar. El Barcelona ya ganó 3 a 0. Ahora, le queda la tarea más importante, que es conseguir el resultado que lo meta de lleno a la final más esperada por cualquier equipo de Europa, la de la UEFA Champions League.

Para este partido los catalanes podrán parar el mismo equipo que venció el miércoles pasado al Bayern Múnich, aunque Luis Enrique concentró a 26 jugadores para el encuentro. #Lionel Messi, Luis Suárez y Neymar Jr. estarán desde el arranque para volver a deslumbrar a todo el mundo. Además, a este partido se le suma la gran noticia de saber que el sábado, de haber fecha en España, con una victoria ante el Atlético de Madrid se pueden consagrar campeones de La Liga, ya que el Real Madrid igualó 2 a 2 con el Valencia, quedando a cuatro puntos de los culé.

Por su parte, los teutones no contarán, nuevamente, ni con Arjen Robben ni con Frank Ribery, ambos con sendas lesiones que arrastran hace semanas. Así, el panorama para los dirigidos por Pep Guardiola se complica mucho más, ya que le faltan sus dos piezas fundamentales para atacar por las bandas. A esto hay que sumarle la derrota del sábado, por la Bundesliga, contra el Ausburg, en el mismo estadio que mañana recibirá al Barcelona.

El resultado totalmente adverso que sufrió en los últimos 15 minutos del partido de ida no le deja casi opción alguna que salir a atacar, sabiendo que este Barcelona no es como el Porto -al cual goleó en la vuelta 6 a 1 tras caer en la ida por 1-3- o como el Shakhtar Donetsk -equipo al que goleó 7 a 0 en la vuelta tras empatar sin goles en el encuentro de ida-.

Mañana, desde las 15.45 (hora Argentina), y con el arbitraje del inglés Mark Clattenburg, se conocerá al primer finalista de la Champions League que esperará, con su boleto para ir a Berlín, a la Juventus o al Real Madrid, que el miércoles se disputan la segunda plaza para el partido más importante de la temporada europea. #Fútbol