Puñetazos, patadas, proyecciones, técnicas para romper huesos, golpes a los ojos, golpes a la ingle, cabezazos, mordidas, estrangulamientos ¡y mucho más! Ni siquiera en el 'Ultimate Fighting Championship' (el más importante campeonato de lucha extrema, también conocida como 'vale todo') se permite todo esto. Pero cuando te atacan y debés defender tu vida o la de tus seres queridos, no hay reglas ¡realmente vale todo! De eso se trata el Krav Magá, un sistema de combate desarrollado por y para las fuerzas de defensa y seguridad israelíes, que actualmente puede practicarse en muchas ciudades del mundo.

Las clases comienzan con una entrada en calor que, generalmente incluye trote, flexiones de brazos y abdominales, para luego pasar a los ejercicios de combate cuerpo a cuerpo.

Anuncios
Anuncios

Todo lo que se hace en las clases de este sistema, tiene una aplicación directa y concreta en un enfrentamiento. Por este motivo es que no se realizan saltos, patadas vistosas o técnicas acrobáticas. ¡Pero no te confundas! Que no se realice entrenamiento gimnástico no significa que las clases no sean agotadoras, duras y que no vayas a perder muchas calorías practicándolo. El alumno de Krav Magá aprende a defenderse contra uno o varios agresores que pueden estar desarmados, portar palos, botellas, cuchillos... ¡Incluso armas de fuego! Es un entrenamiento extremo que prepara al practicante para situaciones extremas.

Pero no todo es una cuestión física, sino que también se entrena el aspecto mental y las actitudes a tener en cuenta cuando nos encontramos en situaciones hostiles. Según explica el argentino Alberto Diomedi, director de Krav Magá Global para América Latina, el objetivo del sistema es salvar vidas.

Anuncios

“Buscamos que la gente pueda caminar en paz por las calles”, asegura y añade le enseñan al alumnado incluso a prevenir los problemas antes de que ocurran y que para eso tienen que estar atentos, lo cual es algo que se aprende. Dice Diomedi que hay situaciones no deseadas que pueden ocurrir porque uno se mete en la calle en la que no debía meterse, o porque habla con un tono de voz no apropiado para la situación.

Quizás pienses que el Krav Magá es para que lo practiquen hombres rudos con el cuerpo de Arnold Schwarzenegger. ¡Nada más alejado de la realidad! El Krav Magá es para todos, dicen sus practicantes, pues enseña a defenderse usando los recursos físicos con los que se cuenta. No se necesita tener mucha fuerza para meterle los dedos en los ojos a una persona, sólo es necesario practicarlo muchas veces para hacerlo con precisión. Tampoco es necesario tener fuerza en las piernas para dar un rodillazo en la ingle del agresor y así dejarlo fuera de combate.

¿Te gustó todo esto? ¿Querés comenzar a entrenar Krav Magá? Tené en cuenta algunos consejos: en primer lugar pensá si realmente es lo que quieres.

Anuncios

Recordá que no es un deporte competitivo sino un sistema de combate y defensa personal. El objetivo es poder salir vencedor en un combate real.

Una vez que te hayas decidido por practicar Krav Magá sería bueno que te pongas en contacto con un entrenador profesional cercano a tu domicilio. Pedile credenciales y busca su nombre en Google. Por desgracia, en el mundo de las artes marciales, sistemas de defensa personal y deportes de combate, es muy fácil caer en manos de impostores que sin ningún conocimiento comienzan a dar clases en los gimnasios. ¡Y ahora sí! ¿Listo? ¿Preparado? Valga el neologismo: ¡A “kravmaguear”! #Boxeo