El viernes Josep Blatter pasó un momento bastante incómodo, durante una sesión del #Congreso de la federación. Al parecer, dos mujeres se introdujeron en el foro y le sacaron una tarjeta roja, mientras Blatter llamaba a las fuerzas de seguridad. Mientras las activistas eran llevadas fuera del recinto, una de ellas sacó la bandera de Palestina mientras se la mostraba entre forcejos a la audiencia.

El suizo logró mantener su cargo después del mayor escándalo de corrupción que vivió la Federación internacional de Fútbol Asociación, después de la renuncia de su opositor el príncipe jordano Alí Bin Al Hussein.

En sus discursos tras ser elegido otra vez como presidente de la FIFA, Blatter prometió mejorar la imagen de la asociación y de lograr una mayor transparencia durante su nuevo mandato.

Anuncios
Anuncios

Al parecer, las dos activistas  se proclamaban en contra de las medidas que llevaba a cabo Israel contra los jugadores de #Fútbol de origen palestino, impidiéndoles la libre circulación por el país y obstaculizando sus carreras deportivas.

A su vez, la Federación de Fútbol de Palestina colocó ese mismo día, el punto 15, la suspensión de la Asociación de Fútbol de Israel, acusándolo de impedir la proliferación del fútbol en Cisjordania y la Franja de Gaza.

Pero no se llevó a cabo la votación del agregado, ya que el mismo presidente de la Asociación de Fútbol Palestina, Jibril Al Rajoub, dictaminó que no iba a presentar dicho pedido de suspensación de Israel por parte de la FIFA, minutos antes a que esta fuese sometida a votación por el Congreso de la asociación. " He decidido retirar la petición de suspensión" anunció Rajoub minutos antes de que empezara la votación en la sesión.

Anuncios

Ante el retiro de la petición, Israel se mostró contento ante la acción de Rajoub. "El resultado de las conversaciones de la FIFA es positivo y me felicito por el hecho de que no hayamos llegado a una situación absurda en la que un Estado como Israel habría sido suspendido de un organismo cuya vocación es ante todo deportiva" aseveró Tzipi Hotovely, la viceministra de Asuntos Exteriores. #Movimientos sociales